las12

Viernes, 18 de octubre de 2013

ESCENAS

La identidad congelada

Cuánto vale una heladera, de la escritora Claudia Piñeiro, vuelve al teatro porteño en clave de humor irónico, para recordar que la identidad es un valor que compromete a todxs.

 Por Carolina Selicki Acevedo

Claudia (Lorena Villalba) saca su número y espera ser atendida. La secretaria Cullota de la empresa de luz eléctrica Energer (Leticia Barboza) parece ignorarla completamente. Su turno llegó y, sin embargo, la mujer voluptuosa se prepara un café, la mira de reojo y la hace esperar un buen rato. A Claudia se le quemó la heladera nueva por una suba de tensión, pero al reclamar con su factura le hacen notar que su apellido está mal escrito, en lugar de “Piñeiro” figura “Pineiro”, por ende, no la reconocen como clienta. Ese no es el hecho más grave sino el de la negación de la propia identidad. En busca de que reparen su error de tipeo se encuentra con que la letra “Ñ” falta en los teclados de las computadoras que utilizan en la empresa y así comienza el calvario que la llevará a preguntas mucho más existenciales y a un reclamo que excede a la heladera misma.

La obra, llena de ironía y humor, cuenta con la autoría de la escritora Claudia Piñeiro, quien accedió al pedido del periodista y director Mauro Yakimiuk (quien también dirigió las obras La guerra del gallo y Minas fuertes) de enviarle el texto y así, una vez más, poder disfrutar de una de sus creaciones sobre las tablas. “Luego de haber leído la mayoría de los libros de Claudia y de entrevistarla varias veces le pedí que me enviara algunos de sus guiones y ella lo hizo amablemente. Me decidí por esta obra por su temática y lo más difícil fue encontrar a quien pudiese representar al personaje principal, el único que no es grotesco”, cuenta Yakimiuk, quien conoció a la actriz elegida en un taller de producción.

El personaje de Claudia se debate entre el peor de los “manoseos burocráticos”, abogado de por medio (el Dr. Locche, interpretado por Matías Gómez), y la búsqueda del estado de calma. Toparse con una pared del otro lado no es nada fácil. “Para construir a Claudia fue fundamental el vínculo con el resto de los personajes. Ella es un personaje ‘normal’ entre los raros que la rodean, si bien están estereotipados: tanto la empleada, como el abogado chanta, o el gerente, a este personaje tuve que encontrarle la vuelta para que a pesar de los pormenores, siguiese sin retroceder en su reclamo”, aclara Lorena Villalba (quien actualmente dirige la obra Guardavidas, un drama realista, en Pan y Arte).

Según Piñeiro, la idea de abordar el tema de la identidad desde una historia tan particular, surgió tras presentarse “en un concurso de obras para Teatro X la Identidad, en un año en el que las Abuelas pidieron específicamente que se incluyeran obras que trataran la identidad en general y no solamente desde el tratamiento de la apropiación de menores durante la última dictadura militar. Creo que fue muy acertado que consideraran que el valor ‘identidad’ debía instalarse en la sociedad como concepto general, es decir, como algo que afecta a todos”.

Hoy, la obra goza de una vigencia “circular”, según la propia autora, “porque aborda situaciones burocráticas, muy kafkianas, que todos en algún momento tuvimos que padecer, y creo que también doy mis obras a quien me las pida. El teatro está para eso, para circular, para provocar efectos que hasta uno desconoce. Ese concepto lo tomé prestado de Fontanarrosa: me pareció muy sabio”.

Cuánto vale una heladera. Viernes, a las 22. Entretelones Espacio Teatral. Enrique Martínez 1427. Reservas: [email protected]/ 3529-8527 / 4554-0087.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.