las12

Viernes, 6 de junio de 2014

MUNDIAL

Ponga huevas

La cobertura mediática y el lado B del Mundial de Fútbol en su cuenta regresiva.

 Por Malena Rey

Todavía no empezó el Mundial y los medios ya están cansando con su cobertura de la previa de la Copa. Esta semana, por ejemplo, hubo que escuchar al impresentable Horacio Pagani, con su machismo recalcitrante, en Duro de domar, opinando que lo mejor que pueden hacer las mujeres durante el Mundial es cuidarse de no pasar por delante de la tele. También tuvimos que soportar un programa especial de la insufrible María Laura Santillán, en el que, rodeada de hombres, dijo cosas como que las mujeres somos “cada vez más protagonistas”, porque “nos pasan muchas cosas con el fútbol” para darles la palabra a ellos, interrumpiendo cada tanto para referirse, por ejemplo, a la actitud de Messi, quien confesó que con Argentina tenía que “cambiar el chip” del Barcelona, diciendo “ese chip es como un empoderamiento, ¿no?” (sic). Pero llamativamente nadie reparó, como sí hicieron algunos medios de México, Chile, Perú e Inglaterra, en una noticia que se ocupaba de la prostitución en Brasil, y que apuntaba a cómo se preparan las trabajadoras sexuales de Belo Horizonte con vistas a la Copa. Con la prostitución legalizada y regulada en Brasil desde el año 2000, las trabajadoras sexuales están tomando clases gratuitas de inglés para “brindar un mejor servicio a los turistas extranjeros”, y varias podrán cobrar con tarjeta de crédito, buscando sobre todo optimizar los beneficios de la llegada de más de 600 mil turistas al país. La contracara de esta cuestión, que estará también presente en el Mundial, es la prostitución infantil, acentuada y a la vez invisibilizada en las inmediaciones del estadio Arena Corinthians de San Pablo, una de las sedes principales. Según datos publicados en el periódico británico The Guardian, las organizaciones mafiosas que esclavizan a menores de edad en situaciones de extrema pobreza para que vendan su cuerpo a menos de cinco dólares (precio que les cobraban a los obreros que levantaron el estadio), verán crecer exponencialmente sus ganancias durante el Mundial entre los aficionados, que pagarán cuatro veces más por sus servicios (y en moneda extranjera). No hay hasta el momento medidas anunciadas para desactivar estas redes, aprovechando la fiebre de la Copa.

Volviendo a la Argentina, ¿qué decir del tratamiento mediático de las mujeres de los jugadores, las llamadas “botineras”? Parecen formar un seleccionado paralelo entre vedettes, deportistas y amas de casa de perfil bajo, todas dedicadas a sus maridos, capaces de dejar sus carreras o seguirlos a lugares recónditos del mundo para criar a sus hijxs y adaptarse a sus exigencias, con la excepción, tal vez, de la Princesita Karina, la bailantera y actual novia del Kun Agüero, que sigue girando por el país y viajando a visitar a su novio cuando su apretada agenda se lo permite. Gisela Dulko, tenista y pareja de Fernando Gago, anunció su retiro del mundo deportivo junto con su casamiento. Y Evangelina Anderson (pareja de Demichelis), Yanina Screpante (novia de Lavezzi) y Eliana Guercio (esposa de Sergio Romero) abandonaron sus trabajos como vedettes y modelos, y ahora se dedican tiempo completo a vivir en Europa y ser “la mujer de”. Un caso especial es el de la discreta rosarina Antonella Roccuzzo, que no parece tener más aspiraciones que estar junto a Messi en España y criar al pequeño Thiago. Aunque se guarde de hacer declaraciones –nunca dio una entrevista– y sólo alimente su cuenta de Instagram con un puñado de fotos familiares (todas salpicadas con emoticones y hashtags en inglés), Antonella es vista por la prensa del espectáculo como “el ángel” de Messi y “la primera dama del fútbol”, títulos por demás ampulosos que explicitan la banalidad del periodismo, porque Anto nunca hizo nada interesante por lo que merezca ser reconocida más que adelgazar en tiempo record después del embarazo. Ni Mariana Nannis, ni Claudia Maradona: la actitud de las botineras en 2014 es más bien banal, sumisa, y muy pero muy “fashionista”. Igual que la de sus maridos, los jugadores.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.