las12

Viernes, 12 de septiembre de 2014

MONDO FISHION

El diseñador “antipasarela”

 Por Victoria Lescano

En el contexto de otra semana de la moda de Nueva York, el viernes 5 de septiembre, el diseñador inglés Gareth Pugh debutó sin invitados de primera fila ni el contexto de una pasarela tradicional. Los asistentes, en cambio, fueron invitados mediante el sonido de iPhones a transitar tres escenarios consecutivos para allí interactuar con el show proyectado en pantallas de alta definición. El resultado del experimento de Pugh quedó a medio camino entre un ritual pagano y un banquete high tech con coreografías del experto del Royal Ballet Wayne Mc Gregor y en cuyas “pasadas” los modelos bailarines pregonaron rescates del folklore inglés; de togas a caterpillars, matizados con pentagramas trazados con cristales Swarovski. O bien, el uso de bodies grises y de estampas de calaveras para simular una tribu futurista de supuestos devotos de las artes marciales. Y en el saludo final y digital, una modelo emergió a modo de Ave Fénix, simbolizando los cambios de temporada.

Esa imagen plus las proyecciones de un tornado cual imagen del caos sci-fi –que cada día se parece más a la realidad– podrían considerarse las tomas más emblemáticas de ese aparente desfile de modas. Como en su compatriota Alexander McQueen, el pionero en introducir modismos teatrales en la pasarela usando recursos de lenguaje del artista Leigh Bowery, en Pugh, el diseñador nacido en 1981 y graduado en Saint Martin’s, las puestas preceden a las ropas. No es casual que entre los trajes más celebrados por la prensa se destaquen atuendos inflables y con apariencia de encantadores robots animé o que en su colección 2014 celebrada en París las modelos lucieran cual ángeles propulsados a cuerda y que su principal y única tienda esté situada en Hong Kong.

Su vasto listado de flirts con la “antipasarela” remite a una presentación en París de comienzos de 2010, donde la innovación consistió en la presentación de un corto dirigido por Ruth Hodgen, que con once minutos de duración (el tiempo real en el que transcurre un desfile de modas) se convirtió en uno de los videos más vistos en YouTube y en ser replicado por las redes sociales. Por entonces lo protagonizó la modelo inglesa Kristen McMenamy y esa proyección predicó siluetas futuristas de kimonos y ropas cosidas con remixes de aluminio y neoprene. Kylie Minogue, Beyoncé y Lady Gaga suelen encomendarle a Gareth los atuendos para sus conciertos, mientras que Karl Lagerfeld y Mario Testino suelen elogiar la innovación de sus puestas y el diseñador Rick Owens supo oficiar de mecenas de varias de sus primeras colecciones. Lejos del underground e instalado en el mainstream de la moda, por su habilidad para trazar negocios y alianzas y, sí, el gusto por las ropas efímeras, Pugh señaló a la revista Dazed acerca de los modismos de su presentación: “Si bien usamos la nueva tecnología, no quisimos abusar de la ciencia ficción. Por el contrario, hubo una búsqueda de que las ropas lucieran cual hechas a mano, porque considero que así son las tradiciones inglesas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.