las12

Viernes, 19 de septiembre de 2014

MONDO FISHION

Lo normal no quita lo especial

 Por Victoria Lescano

Luego de presentar su colección de verano 2015 en Designers Fashion Look B.A. con una puesta de luces afines a las de cine publicitario, donde los visos transparentes dialogaron con una línea de sastrería y largos vestidos de noche, los diseñadores de Garza Lobos, Constanza Von Niederhäusern y Rubén Troilo, se refieren a las premisas de la colección y a sus ardides de diseño.

¿Cómo fundamentan la nueva colección y el apartado “visos transparentes con patchworks”?

–Quisimos jugar con el límite entre “lo normal” y “lo especial” en cuanto a las tipologías, indagar en los cruces, transformaciones en la combinación de ciertas prendas. Por ejemplo, una remera “normal” con un short que muestra una proporción, una tela o ciertas terminaciones. De ahí que en la línea de vestidos transparentes nos dedicamos a construir un material especial para luego presentarlo en tipologías elementales.

¿Consideran que esa tipología de vestidos resume vuestro manual de estilo para bikinis y bañadores?

–La silueta se constituye entre la amplitud de los vestidos y la transparencia, que permite descubrir los contornos del cuerpo. Lo pensamos como una silueta dual, que se puede percibir de dos maneras al mismo tiempo. Si bien en la edición para el desfile optamos por presentarlos con bikinis, tenemos la opción de ofrecerlos con enaguas al cuerpo en telas elastizadas.

¿Cómo sumaron las piedras bordadas al método textil?

–En el proceso de diseño visualizamos estos vestidos transparentes como si fueran accesorios porque no terminan de vestir, simbolizan una decoración que sobrevuela el cuerpo, de ahí que nos gustó sumarles bordados para apreciar ese funcionamiento.

¿Y los vestidos con glitter, que dialogaban con las carteras en tonos plata?

–Los vestidos con glitter contienen lentejuelas tornasoladas. Lo interesante de esos vestidos es que las terminaciones fueron hechas con máquinas para tejer tejido de punto a las que tuvimos que adaptar para que pudieran coser una tela plana de seda bordada con lentejuelas. Por regla general, a ese tipo de texturas se las trata con forrerías y con terminaciones dobles que aportan un efecto de corsé. Pero nosotros buscamos un efecto más fresco, menos pesado y también menos pomposo.

¿Cuáles son las búsquedas y las fórmulas de colorimetría para Garza Lobos?

–Nos parece que es parte de nuestra identidad que exista un balance de contrastes y de tonos cálidos y fríos y que de alguna manera el sabor de esas vibraciones termine remitiendo a una “modalidad Garza Lobos” en el tratamiento del color.

Su línea de sastrería de verano parece continuar con preceptos de abrigos arquitectónicos del invierno. ¿Cómo sumaron esas prendas?

–Nos quedaron ecos de la colección anterior, pero esta vez nos propusimos rodear a esas formas arquitectónicas con un plan menos solemne, manifestando que lo que fue “especial” en el invierno, ahora se volvió normal entre los diseños de la firma.

¿Cuáles fueron los artilugios y procesos de diseño para trasladar vuestro pronunciado interés por los hilados derivados de animales autóctonos? ¿De qué modos las esquilas se adaptan al verano?

–A diferencia de las creencias instauradas, muchas de las fibras de esquila tienen propiedades térmicas versátiles. Para el verano buscamos lograr tejidos a base de hilados más finos y que se logran con un mayor número de torsiones. En la búsqueda pudimos utilizar fibras de llama de modo tal que tuviera un aspecto similar al del lino.

¿Cómo definen la silueta actual y a las consumidoras de Garza Lobos?

–Siempre tenemos presente que la moda tiene expectativas de renovación y experimentamos dentro de esa consigna: a veces es más solemne y otras con más humor. A lo largo de nuestra cortísima trayectoria intentamos mostrar distintas versiones y situaciones de la mujer. Esa búsqueda y el tono varían y se modifican en la presentación de una colección y en el catálogo de una campaña, mientras que la propuesta comercial de nuestro local es siempre más abarcativa y debe contemplar a distintos tipos de mujeres.

¿Qué lugar ocupa la cultura musical y de los clubes en la trama de la marca?

–Le damos la misma importancia a la elección de un dj, la música, el espacio para un show que a la elección de una tela. Tenemos un fanatismo notorio por la cultura dj y solemos decir que es el tema de la cultura contemporánea y de la moda que más nos interesa y nos inspira. Fuimos más que habitués de discotecas.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.