las12

Viernes, 5 de agosto de 2005

CONSEJITOS DE MARU BON BON › CONSEJOS DE MARU BON BóM

Dejad que las/los/les amantes vengan a vos


¡Aleluya, aleluya! ¡Precioso/osa/s/s! ¡La alegría otra vez nos convoca! ¡El jolgorio es nuestra meta (más allá de que la/te/la meta)! Puesto/ta/s en este valle de lágrimas ¿por qué no condimentar la comida con el salobre de esa/e agua en lugar de amargarnos por lo/la que se derrama? Sí, claro, ya lo sé, primero hay que saber sufrir y después conquistar. Porque a solas todo bien, todo muy bonito, pero ya sabemos todi. Y saberlo todi desde el primer momento es la primera señal de alerta para quien busca aventura. Porque ¿qué es la aventura? ¡¡¡¡Lo/la que desconocemos, amigas, amigos, amiguetes, amigochis e incluso amigxs (que ahora está de moda)!!!! Entonces, adorables, prestad atención a estas modestas reglas de la conquista exitosa:

1. Antes de convertir en ex a un/a amante, muéstrelo: Fundamental, amigue/te/ta/s, nadie quiere estar con quien cultiva telarañas sobre/entre las partes. El glamour no es sólo maquillaje. Glamour es dejar caer de la mano las migajas de amor que otros/tras recogerán a su paso cual palomas en Plaza de Mayo. Y recuerde, un poco de crueldad da brillo y buen color. O al menos convencerá al/la próxima/o de que lo suyo es un privilegio.

2. No ponga los ojos donde quiere poner las manos: No, no, no. Quite los ojos del escote, deje esa espalda tranquila, mucho, pero mucho menos intente avistar el calce del muchacho. De hacerlo, la mirada debe ser apenas un parpadeo, veloz como un rayo, como para no descartar que Ud. busca ESO y no cualquier cosa. Por lo demás, sostenga los ojos en otros ojos, y si quiere usar sus manitas/tos, hágalo sobre su propio cuerpo a modo de subrayado de sus mejores encantos.

3. Diga que no aunque quiera decir sí: Amorcetes, tesoretes, amiguete/ta/s, sean Uds. ladys and gentlemen, abusen con confianza del malentendido, selle sus labios si es necesario pero nunca, pero nunca, nunca, entienda la primera insinuación. La histeria es un complemento indispensable en la conquista aunque vale hacer la salvedad sobre su fecha de vencimiento: similar a los lácteos, una conquista no se puede mantener en la heladera más de una semana. Después de eso, en lugar de conquistar, está Ud. haciendo daño.

4. No permita que la verdad le arruine una buena conquista: ¿tiene Ud. gastritis? ¿Está repitiendo la cena previa?, ¿los zapatitos le aprietan?, ¿el corpiño tiene push up?, ¿usa relleno bajo los jeans? Tiene Ud. derecho a todo esto y mucho más, siempre y cuando se cuide de confesarlo hasta tanto la conquista no se haya convertido en la carta en la manga descripta en el punto 1. ¡Cuidado! Que todo lo que diga puede ser usado en su contra y todo lo que calle siempre es un punto/ta a su favor.

Compartir: 

Twitter
 

Cual moscas a la miel acudirán aquellos/llas que vislumbren el goce más allá de la indiferencia.
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.