las12

Viernes, 5 de agosto de 2005

INUTILíSIMO › INUTILíSIMO

Un seno bonito a toda edad

En ninguna etapa de la vida, bajo ningún pretexto puede descuidarse la cultura estética del busto femenino, dictamina Gloria Darling en su guía La mujer (Buenos Aires, 1932), en el capital capítulo “La belleza del seno”. Para empezar, vale tener claro las diferentes curvas de los pechos femeninos: “En forma de manzana o de pera, más o menos salientes, colocados hacia adelante, turgentes, lacios y propensos a mirar hacia el suelo (sic)”. Como las reglas del busto perfecto no suelen ser respetadas por la naturaleza, dice Darling, “esto obliga a muchas ingeniosidades para corregir defectos congénitos o adquiridos por deficientes prácticas higiénicas”.

Al parecer, las “posturas viciosas” tienen marcada influencia sobre el seno: “Las niñas, por indolencia o descuido, suelen andar cabizbajas, el pecho femenino y el abdomen prominente, atentando así contra la belleza del busto”. Resulta que cuando se adopta semejante posición, los ligamentos adheridos al esternón se relajan y el pecho se contrae, se cargan las espaldas y el seno crece deforme. Obvio es decir que el primer paso para obtener un busto bien modelado ha de ser el hábito de mantener una postura recta en todo momento y lugar. A continuación, algunos ejercicios para que el seno se perfeccione:

l Acostadas en el suelo, apoyando las manos en el piso, levantar el tronco lentamente, manteniendo bien estirados pies y piernas.

l Cruzar las manos a la altura del pecho, con el cuerpo bien recto, y hacer extensión lateral y elevación de brazos, con movimientos enérgicos.

l Con la ayuda de un bastón, extender brazos hacia arriba y lateralmente, mientras el cuerpo permanece firme y las piernas separadas.

De todos modos, nos conforta Gloria D., no hay seno feo si su dueña “tiene la habilidad de adoptar una brassière, en consonancia con las necesidades del mismo”. Estos son los modelos que recomiendan las estrellas de la Meca del Cine: bien construido y confortable para la mañana. Más ligero y de curvas más pronunciadas con los vestidos de tarde; satinado, más escotado y de color rosa salmón con toilettes transparentes; con una línea natural y suave, que haga pensar en la ausencia de corpiño para los trajes sofisticados de noche”. Ah, el último consejo de las divas de Hollywood: friccionarse con zumo de limón para dar a los pezones un tono sonrosado, aclarando su pigmentación. También sugiere Gloria Darling colocar una rodaja grande de limón con un orificio en el centro para que “respire” el pezón, comprimiendo ligeramente con un soutien de tul para que el cítrico actúe durante el sueño nocturno.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.