las12

Viernes, 17 de marzo de 2006

CONSEJITOS DE MARU BON BON

Respuestas clásicas para preguntas poco convencionales

(o como tocar el mismo punto sin que el punto se paspe)

Amores! ¡Tesores! ¡Bombones! ¡Amiguete/ta/is! ¡Cuánto dolor! ¡Cuánta nostalgia! ¡Qué larga, qué espesa, qué gorda ha sido la separación! Y sin embargo heme aquí, como si nada hubiera o hubiese pasado, como si el tiempo no fuera esta caravana de sobresaltos o este camino sin retorno en busca del minuto perfecto, el encastre acabado, el/la acabado/da mismo/ma, la vuelta a remontar. ¡Hola y hola! Dejemos la poesía barata para la hot line y vayamos a lo nuestro, que hablando pocos/cas se entienden. ¿Alguien ahí quiere ir a los hechos/chas/chas? Pues entonces, allá vamos, resumiendo en este tránsito las dudas frecuentes que más de una vez y con insistencia han planteado a esta servidora:

1ª pregunta: ¿Cómo hago para encontrar un grupo con el cual mantener sexo?

Ay, mis adorables criaturas de dios/a, ¿por qué será que todo/a/e/s tienen la misma idea fija? ¿Acaso creen que entre muchos/chas lograrán lo que no se logró en reuniones más privadas? ¿De casualidad creéis que por más grupo que se encuentre en esta vida no es todo grupo? Amiguete/ta/s, es factible que más de tres personas se metan en la misma cama, se acuesten en el mismo suelo, se estrujen contra la misma pared ¡pero así y todo siempre estará manteniendo sexo con uno/a, a lo sumo dos de los integrantes! La fisonomía humana no permite más que eso, y más que eso es glotonería que puede devenir desgarros de nariz o de oreja nada recomendables a señoras, señores, señ@s. Consejo: no busquen el grupo, como mucho, ármelo Ud. mismo/a/e.

2ª pregunta: ¿Cómo elijo pareja en el sexo grupal? ¡Las cosas que hay que escuchar!, ¡la de pavadas a las que hay que atender! ¿Para qué corno se entreveran con muchos/chas si lo que deseais es encontrar a uno/a/e? ¿No os parece soez de vuestra parte utilizar la burda excusa del libertinaje para ejercer la más perra/o actitud burguesa? Así no vale, amiguete/ta/s. Si va al grupo, dejad que el grupo también venga, aun cuando sea por la grupa. Y dejad de preguntar huevadas, que el tiempo estará de nuestro lado pero tampoco hay que exagerar.

3ª pregunta: ¿Cómo saber quién la pone cuando una/o está puesta en el sexo grupal? Los/las/les seres humanos, incluso los/las/les más sorprendentes, suelen tener marcas inconfundibles que les deja la vida y/o la genética, llámense lunares, cortes de cabello, ausencia del mismo, restos de comida en la boca, partes de tamaños más o menos adecuados a las necesidades de una/o/e. De ser necesario podría cualquiera distinguirse aun en el kilombo, pero la pregunta que cuelga es ¿para qué?, ¿para qué corno se mete Ud. entre tantas piernas si después quiere devolver cada una a la nalga que corresponde? Ah, mis tesoretes/tas/itos, esfuércense y entreguen lo que tienen en lugar de estar buscando un remitente para devolver lo conseguido.

4ª pregunta: ¿Cómo decir que no a uno/a y sí al resto dentro de una sesión de sexo grupal? Puede Ud. correr sus partes del área de influencia del/la/lo indeseable, puede Ud. hacer un mohín y dar vuelta la cara (aunque no le aseguro la integridad de las partes expuestas), puede Ud. tomarse la nariz como si tuviera una súbita alergia. Puede Ud. Más no debería si no quiere convertirse en el/la/lo indeseable de un grupo que mantiene sexo en común, porque le aviso que el rechazo es el atajo para quedarse fuera y con justa razón. Porque si se va a poner exquisito/ta, mejor dedíquese a los bizcochuelos.

Compartir: 

Twitter
 

Ya desde antiguo las diversiones compartidas multiplicaban las conseguidas en soledad. ¡no os quedeis afuera!
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.