las12

Viernes, 23 de diciembre de 2005

MONDO FISHON

¿Post qué?

Eramos pocas y ahora resulta que nos quieren venir a engrampar a la chica Carrie Brandshaw, perdón, no, Candace Bushnell, ah, no, tampoco: Sarah Jessica Parker, ella. Decíamos que ahora resulta que nos quieren venir a convencer de que la mismísima SJP no es otra cosa que “un nuevo modelo de mujer”, “la encarnación del postfeminismo”, ¡la revolución mujeril hecha muchacha! Dos años, pasaron ya dos años desde que la tele dejó de estrenar capítulos de Sex and the city, y sin embargo, justo cuando pensábamos que nos habíamos librado del mandato-maldición de serás-una-chica-que-hablacomo-chico (o “como un chico cree que hablan las chicas”) o no serás nada, nos venimos a enterar de que la nueva mujer se reivindica nacidita a imagen y semejanza de las hipermasculinizadas amiguitas de Sex... Vale decir: ¡llegó el postfeminismo! La traducción del modelito de mujercita que debemos ir preparando para estrenar apenas despunten las 12 de la noche del 31 tiene un decálogo de lo más moderno y atrevido, otra que feminismo moderno, adoradas chiquis nuestras. Lápiz y papel, instrucciones: la chica postfeminista es divina, espléndida, chic y décontractée; no tiembla ante zapatos de taco que dejarían por modositos a los stilettos más arriesgados; se asume como fashion victim y cobra un sueldazo; tiene muchos temas de conversación: hombres, hombres y más hombres (si es muy intrépida, también hablará de mujeres, pero pocas, porque tampoco es cuestión de convertirse en casquivana alocada; la aventurilla sáfica es chic, el amor lésbico no da). ¿Cómo es que pegó tanto la onda Carrie-SJP, se preguntarán uds., que evidentemente andan metidas en la burbuja? Dijo SJP en la ronda de entrevistas que empezó a otorgar en los últimos tiempos: “Creo que se trató de una voz nueva, totalmente nueva, que el público, y en especial las mujeres, nunca habían escuchado antes. Era su voz incluso para aquellas mujeres que ni tan siquiera vivían en la ciudad o seguían ese estilo de vida. Les gustó Carrie, sus vivencias, y no me refiero necesariamente a las más picantes. Simplemente su forma de hablar, de relacionarse con sus amistades, su actitud ante el sexo. A veces pienso que Sex and the city tuvo mucho más de reportaje de una época de lo que pensamos”. Ejem.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.