las12

Viernes, 16 de febrero de 2007

VISTO Y LEíDO

Una familia muy normal

 Por Liliana Viola

Zadie Smith
Sobre la belleza
Editorial Salamandra
476 páginas

La familia que elige Zadie Smith para protagonizar, y sobre todo para revisar, en su novela es claramente contemporánea a la que eligió Mc Ewan para que sufriera el impacto de un ataque terrorista en Sábado. Pero Smith no se vale de ninguna premonición ni catástrofe externa para plantear las tensiones individuales y también las del grupo que conforman esta especie enrarecida a la luz de la modernidad, que es la familia. La joven autora (menos de 30 años) que acaba de ganar el Premio Orange 2006, finalista del Booker 2005, y que ha mantenido esta novela durante varios meses entre los libros más vendidos de Gran Bretaña optó por hacer de cada pequeña cosa un mundo. Concentra toda su atención en la etiqueta diaria, las fiestas, las riñas de la academia, la emancipación de los hijos y los desayunos conyugales, mientras construye diálogos tan densos como entretenidos capaces de armar personajes muy complejos y a su vez fieles a los estereotipos. En estas instancias de apariencia rutinaria lo que está puesto en juego es el par identidad y sentimientos. Antiguos moldes tradicionales sirven de apoyo y de ahogo a las nuevas maneras de construir la realidad. No hay un solo personaje capaz de hablar sin ironía, capaz de no reírse de sí mismo.

Así como Sobre la belleza es brutalmente contemporánea, también es brutalmente inglesa. Ingleses como los personajes de Mc Ewan y mucho más ingleses todavía, como los de E. M. Forster, a quien la autora nombra como modelo en toda entrevista que da antes de que los buscadores de plagio la acusen de convertir Regreso a Howards End (de hecho, el personaje principal de Sobre la belleza es un profesor de arte llamado Howard) en exactamente lo mismo pero en clave de siglo XXI.

Howard Belsey es un típico inglés atípico: vive en Estados Unidos, en un barrio apacible de Nueva Inglaterra, se casó hace treinta años con una activista afroamericana y tiene tres hijos casi tan negros y americanos como su esposa. Le ocurre lo que a cualquiera, su mujer ha engordado, sus hijos han crecido, su reputación académica está en la cuerda floja y su reprimida sensualidad comienza a cometer torpezas capaces de cambiarle tanto la asquerosa rutina como la felicidad.

En casi 500 páginas, los lectores asisten a una serie de ceremonias cotidianas que reproducen como un espejo lo que ellos mismos viven. Esta novela se agrega a lo que ya es toda biblioteca muy festejada en los últimos años por su extremo realismo y por su capacidad de anunciar no tanto lo que viene sino lo que está pasando.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.