las12

Viernes, 16 de febrero de 2007

TALK SHOW

Bailando nace el Kamasutra

 Por Moira Soto

Desmintiendo un viejo lugar común –“el tango es un sentimiento triste que se baila”–, la coreógrafa y bailarina Silvana Grill ha creado un espectáculo jaranero, gozoso, divertido que tituló Grotesca pasión trasnochada, donde partiendo del tango de salón se quiebran muchas convenciones al son de las también innovadoras músicas de Ramiro Gallo. Integrante (violinista) y director del Quinteto en el que se lucen también Martín Vázquez, Lucía Ramírez, Marcos Rufo y Adrián Enríquez, Gallo ha compuesto 18 temas originales, 15 de los cuales son bailados voluptuosamente, cómicamente, osadamente por Paula Gurini y Mariano Bielak, Mariela Sametband y Gastón Torelli, Gimena Aramburu y Juan Fossati, muy bien vestidos (salvo cuando hay algún desnudo) por Pablo Ramírez.

Esta chica de modales apacibles a la hora de tomarse un cortado y conversar con Las 12 se ha propuesto —y ya lo está logrando— liberar el tango de acrobacias vacías, de exhibicionismos inconducentes. Eludir limpiamente el for export y volver a las fuentes que descubrió en la milonga barrial a través de ciertos/as maestros/as. Silvana Grill, después de cursar la carrera de danza clásica y contemporánea en General Roca (Río Negro), se vino a los 17 a la Capital, intentó en vano entrar en el San Martín, empezó el CBC y se topó de pronto con el tango en un saloncito con piso de mosaicos a la vuelta de su casa, donde el profesor que enseñaba sabía más de música que de baile. Allí, entre Charlo y Agustín Irusta, Silvana rememoró su amor por el cine argentino de altri tempi que veía de chiquita por TV, su pasión por Hugo del Carril, cuyas películas esperaba con ansiedad. Ya estaba echada entonces la semilla para que poco antes de los 20, SG entrara de lleno en la milonga, se amigara con grupos de cultores que aún hoy frecuenta. “Podía hacer tres milongas en la misma noche, cada día, durante tres años. Algo realmente fantástico.”

No es de extrañar que el primer laburo de esta rionegrina de 31 años haya sido dar clases de tango en las escuelas de Horacio Godoy, Osvaldo Zotto, Graciela González, a la vez que ella misma toma lecciones. Desde 2004, Grill dirige la Academia de Estilos de Tango, en la antigua Biblioteca Nacional (México 1564), después de haber estado en el Festival de Tango de París en 2003 con el show Danza Maligna. Allá lejos, la coreógrafa y bailarina tomó distancia, vio el tango desde afuera, observó lo que estaba pasando con la danza en general. También supo lo que era trabajar con todos los chiches técnicos a su disposición.

Ahora, justificadamente feliz con Grotesca pasión trasnochada —que presentó parcialmente en París el año pasado—, con la repercusión que está generando, Silvana Grill opina que “desde el tango se puede contar algo que nos está pasando aquí y ahora, hablar de la necesidad del vínculo inmediato con otra persona. Sacado del estereotipo, el tango permite esa cosa directa, sincera. Esto es lo que elegimos hacer, además con humor, con la compañía No Bailarás. Trabajar con Ramiro Gallo, gran compositor y persona generosa, es un lujo. He seguido su evolución, es un artista completo y, en escena, es una maravilla. Los coreógrafos suelen esconder a los músicos y yo, en cambio, ya no sé qué hacer para traerlos más adelante”.

Partiendo de esos temas de Gallo, SG crea otra dramaturgia de los cuerpos, borra ciertas fronteras de géneros (musicales), vuelve los roles intercambiables, apuesta a la diversidad, rediseña un compendio estilizado del Kamasutra en ritmo de tango. “En algún momento sentí que me pasaba de la raya”, ríe. “Pero no me detuve porque el gesto del grupo, con el que charlo mucho, fue de confianza, de ir para adelante.”

Tantas veces se ha dicho que el tango es un ritual erótico, una representación de la relación sexual... Pues bien, Grotesca pasión trasnochada lo pone provocativamente en imágenes cachondas, con todas las variaciones posibles, con mucha gracia y desinhibición. Pero sólo por cuatro lunes más, antes de partir hacia Hong-Kong, a un festival de tango, el próximo 16 de marzo.

Grotesca pasión trasnochada, en el Maipú, Esmeralda 443, desde $ 20, los lunes 19 y 26 de febrero, y 5 y 12 de marzo, a las 2.30, 4322-4882.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.