las12

Viernes, 6 de abril de 2007

VISTO Y LEíDO

Escritos en la línea de largada

 Por Liliana Viola

Irène Némirovsky
Suite Francesa
Salamandra
475 páginas

Los acontecimientos que provocaron la escritura, la desaparición y la reciente aparición de esta novela cobran tal importancia que consiguen apropiarse del texto, se funden con los personajes, irrumpen en la lectura y obligan a levantar la vista más de una vez.

Tal vez el dato más impactante sea que Suite Francesa durmió durante 60 años entre los papeles que conservaron sin leer las dos hijas de la escritora Irène Némirovsky, asesinada en Auschwitz en 1942. Descubierto el manuscrito en 2004, se publicó inmediatamente en Francia, se tradujo a más de 20 idiomas, además de haberse llevado el prestigioso Premio Renadaut que hasta el momento sólo se les había concedido a escritores vivos.

El texto recobrado retrata en tiempo real y con una mirada impávida –tal vez propia de alguien que se ha convertido al cristianismo y no admite completamente hasta qué punto corre peligro– la relación entre refugiados e invasores, el miedo y las miserias de la gente ante una situación límite, sobre todo las de las clases más civilizadas. El foco está puesto en junio de 1940, el momento exacto en que nobles y pobres emprenden el éxodo desde París, ante la amenaza de un bombardeo alemán que finalmente no se produjo. Por esta razón, la presencia nazi adquiere aquí un carácter fantasmagórico más que macabro y da lugar a la burla y hasta al desprecio por los personajes que huyen como ratas mientras dejan “caer como ropas que ya no se necesitarán más” los bastiones de la educación más exquisita y de la tan mentada caridad cristiana.

En cambio, en la segunda parte, sometidos e invasores conviven en un clima donde las miserias humanas van acotando el humor de la trama sin por eso abandonar la complejidad de un mundo que avanza seguro hacia la catástrofe.

La vida de Irène Némirovsky que escribe mientras huye, que desliza un probable antisemitismo en algunas obras anteriores, aparece de manera fragmentaria pero contundente a través de cartas y otras notas en un Apéndice al final del libro. Definitivamente, la historia de su vida, que comienza huyendo de su Rusia natal a raíz de la revolución bolchevique, que continúa como una de las escritoras más reconocidas en la década del ‘30 en París y culmina con su muerte en manos de los nazis, es junto con su obra uno de los retratos más expresivos del siglo XX.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.