las12

Viernes, 24 de agosto de 2007

VISTO Y LEíDO

El sexo y la eutanasia de la razón

 Por Liliana Viola

Joan Copjec
El sexo y la eutanasia de la razón
Ensayos sobre el amor y la diferencia
Editorial Paidós
165 páginas

Kant afirmaba que la razón entra en contradicción cada vez que intenta aplicarse a ideas cosmológicas, es decir, cada vez que pretende dar cuenta de cosas que nunca van a ser objeto de nuestra experiencia. En estos casos, el gran fracaso de la razón es que tiende a volverse dogmática o a abandonarse en el más inconsolable escepticismo. Según la autora de estos ensayos –de psicoanálisis, de arte y también de política–, la reflexión sobre el sexo, como las cosmogonías, también coloca a la razón en esta encrucijada. Así es cómo entre los resultados de las reflexiones sobre este tema que se volvió central en el siglo XX podría figurar, por un lado, el dogmatismo que afirma la herencia y el determinismo, la diferencia a ultranza. Por el otro, la postura que representa el pensamiento renovador de Judith Butler, quien logra descalificar y deja a lo anterior en un punto sin retorno aunque, según Copjec, abre la puerta hacia la desesperanza a la que Kant hacía referencia. Saldar la brecha es el objetivo que esta profesora de Literatura y Estudios de Medios se propone en estos textos.

Joan Copjec, una de las intelectuales norteamericanas más originales de estos días, escribió un libro que ya es clásico no sólo para el psicoanálisis sino para la lectura que pretenda recorrer el pensamiento feminista: Imaginemos que la mujer no existe.

La originalidad de Copjec reside, en gran parte, en su premisa de recuperar la teoría del psicoanálisis para hablar de todo aquello que ha sido ganado primero por el dogmatismo y luego por los conceptos deconstruccionistas.

En este libro se reúnen cuatro ensayos –en un prólogo que resalta la coherencia de la obra Ernesto Laclau señala como texto fundamental al que da título al libro– donde vuelve a rondar la hipótesis de la posibilidad –o de la imposibilidad– de representación de la relación sexual y de lo femenino, girando siempre sobre los textos de Lacan y de Kant. Copjec polemiza con los nuevos intocables, como Judith Butler, homenajea a Lacan construyendo un discurso paralelo y, a su vez, analiza con el apasionamiento que impone la crítica cultural el cine iraní y las emociones en juego entre los estudiantes universitarios del Mayo Francés.

Para los lectores no iniciados en las lecturas de la “razón pura” resultarán áridos los dos primeros. Más amables para la lectura, los dos últimos, “Mayo del ‘68 el mes de las emociones” y “El descenso de la vergüenza” presentan a una sutil y apasionada crítica cultural que en el cine y en los gestos de la calle consigue acercarse sigilosamente a la cosmogonía de los tiempos que corren.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.