libero

Lunes, 3 de junio de 2002

FúTBOL › ASI VEN LOS INGLESES LO QUE VIENE EN EL MUNDIAL

“Se puso muy dificil”

El empate 1-1 con Suecia dejó en aprietos a Inglaterra, que espera con preocupación el partido contra la Argentina. “Tendremos que aguantar el primer tiempo y ver qué pasa en el segundo”, dijo el técnico Eriksson. David Beckham se juega la carrera, y Sol Campbell remarca la necesidad de tener el partido “bajo control”.

El Mundial se pone muy difícil.” La óptica de Sven-Goran Eriksson, el entrenador de la selección de Inglaterra, revela el espíritu reinante en las huestes británicas de cara al enfrentamiento con la Argentina, el viernes. “Me parece que tendremos que aguantar el primer tiempo y luego ver qué pasa”, dijo el entrenador sueco. Es que el empate en un gol contra Suecia, en la madrugada del domingo, abrió la canilla a las preocupaciones. “Pensé que podíamos ganar el partido. Ahora se pone muy difícil para nosotros. Quizás haya sido un resultado justo”, manifestó Eriksson luego del empate. Sol Campbell, el autor del único gol inglés, reconoció que la Argentina ganó y ellos no pasaron del empate. “Ante ellos debemos mantener el partido bajo control”, continuó.
Los ingleses son conscientes no sólo de la dificultad del partido sino también de sus implicaciones. Es que una derrota ante la Argentina puede dejarlos al borde de la eliminación del Mundial, especialmente si los suecos derrotan a los nigerianos. En ese caso, un empate entre la Argentina y Suecia, en el último partido, clasifica a ambos conjuntos y devuelve a los ingleses a casa.
David Beckham reconoció que entre sus compañeros había un sentimiento de decepción después del empate a un gol obtenido frente a Suecia y que esperaban mejorar en el partido que los enfrentará el próximo viernes con Argentina en Sapporo. “En los vestuarios se sentía la decepción, pero no debería ser así. Después de todo, no perdimos el partido.” Beckham sólo jugó una hora, ya que el técnico prefirió preservarlo. “Era su primer partido luego de siete meses de inactividad y porque así llegará mejor al resto del torneo, especialmente pensando en la Argentina”, agregó el entrenador de Inglaterra. “En la primera parte estuve bien, en la segunda un poco cansado, pero en conjunto creo que no lo hice mal”, añadió el centrocampista que fue quien sirvió el corner que cabeceó Campbell al gol. Beckham aseguró que estará presente en el choque del viernes ante Argentina. “Siento que estoy al 90 por ciento de mi condición física, pero luego de un par de meses todavía existe el riesgo de que se vuelva a fracturar (el dedo), aunque estoy bien para jugar.”
La otra gran figura de la selección inglesa, Michael Owen, comentó tras el empate que el resultado fue sido “duro y frustrante”, pero que está convencido de que su selección mejorará ante Argentina. “Hemos tenido oportunidades, pero no las hemos aprovechado. Sé que en el próximo partido vamos a poder hacerlo mucho mejor”, agregó el jugador del Liverpool.
El de Inglaterra fue un funcionamiento esquizofrénico: muy buen primer tiempo, muy flojo complemento. “En la primera etapa fuimos el mejor equipo y deberíamos habernos puesto 2-0. Luego no pudimos mantener la presión y Suecia se hizo fuerte”, analizó Eriksson tras el cotejo.
“No comenzamos tan bien como debíamos, pero todo el crédito es para Suecia. Ellos siguieron peleando y llegaron al gol, y luego tuvieron algunas ocasiones sobre el final. Seaman salvó la derrota.”
El entrenador de Suecia, Lars Soderberg, declaró: “Tengo sensaciones mezcladas. Por un lado, estoy satisfecho con el resultado, pero por el otro, en la segunda mitad tuvimos suficientes posibilidades como para alcanzar la victoria. De todas formas, mostramos que somos capaces se sobrevivir a este grupo difícil”, agregó.

Compartir: 

Twitter
 

David Beckham jugo apenas una hora, porque lo reservaron para el partido del viernes. Hay preocupacion.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.