libero

Lunes, 10 de enero de 2005

FúTBOL › EL CAPITAN DIEGO CAGNA EN EL ARRANQUE DE LA PRETEMPORADA

“Me quiero retirar en Boca”

El volante dijo que “sería un orgullo” dejar el fútbol vistiendo la camiseta azul y oro, y avisó que el equipo se tira tanto al Clausura como a la Libertadores.

“Los objetivos para este semestre son: ganar la Copa Libertadores y el campeonato local. Después veremos si estamos para pelear los dos torneos o si nos dedicamos a uno solo”, manifestó ayer el capitán de Boca, Diego Cagna, tras la primera jornada de trabajo del plantel, que ayer se reunió por la mañana en Casa Amarilla y luego viajó rumbo a Tandil, donde realizará los trabajos de pretemporada hasta el 27 de enero. Ya se sumaron al grupo Rodrigo Palacio, Marcelo Delgado y el brasileño Baiano; Jorge Benítez sigue pretendiendo un enganche.
“La gente me quiere, estoy muy cómodo en el club y sería un orgullo poderme retirar en Boca. Todavía no tengo pensado cuándo voy a abandonar la actividad, pero sé que falta poco. Puede ser cuando termine este contrato o no. Pero siempre tengo la ilusión de que pueda ser en esta casa”, comentó Cagna, quien finalmente llegó a un acuerdo con la dirigencia boquense y logró extender su vínculo por un año más. “Fue raro, pero por suerte llegamos a un acuerdo como yo pretendía”, explicó el volante, quien también opinó acerca de la salida del interinato y confirmación de Benítez como entrenador del equipo: “Demostró estar capacitado para dirigir a Boca. Tiene una gran relación con el plantel y en el poco tiempo que se desempeñó ya ganó una copa internacional”.
Luego de la serie de trabajos físicos que los jugadores realizaron por la mañana: trotes, resistencia, piques cortos y largos, entre otros ejercicios, los integrantes del plantel boquense almorzaron en el quincho del club el tradicional asado de camaradería, que sirvió para darles la bienvenida a los nuevos valores del club. “Mis compañeros me han recibido de la mejor manera, me hicieron sentir cómodo. Estoy muy feliz en Boca porque es un club muy grande. Todo se dio muy rápido. Dos años y medio atrás estaba jugando en la Liga de Bahía Blanca y ahora llegué a Boca”, comentó Palacio, ex Banfield y Huracán de Tres Arroyos.
Otro de los que se hicieron presentes en el primer día de trabajo fue el defensor Baiano. “Tengo muchas ganas de jugar en la Bombonera. Es un desafío llegar a Boca y vine a triunfar”, comentó el brasileño, quien se definió como un jugador “muy sacrificado”, que le pega “muy fuerte” a la pelota, le gusta desbordar y tirar centros de gol y es muy “férreo en la marca”.
Los refuerzos no fueron las únicas caras nuevas en el plantel, ya que Benítez también promovió a Primera a algunos juveniles: Matías Cahais, Emiliano Fusco, Matías León y Enzo Gutiérrez, Ezequiel Scarione y Edgar Espíndola; también participó del entrenamiento el defensor Pablo Jérez, a quien Benítez no tendrá en cuenta. “Tuve una charla con el entrenador y me comentó que no viajaba a la pretemporada porque no estaba en sus planes. Tengo bronca, pero si no encuentro otro club en donde jugar me voy a quedar, porque tengo contrato y el técnico me lo permitió”, expresó Jérez, titular durante el último período de Carlos Bianchi en Boca.
Los únicos jugadores que no se presentaron a la práctica fueron Ariel Carreño, quien tampoco será tenido en cuenta, y el colombiano Fabián Vargas, debido a inconvenientes con el vuelo que lo traía desde Colombia. Después del almuerzo, el plantel y el cuerpo técnico partieron rumbo a Tandil, donde instalarán el centro de operaciones hasta la finalización de la pretemporada; las prácticas de fútbol se desarrollarán en el estadio del club Independiente de esa ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

Diego Cagna ayer en casa amarilla, antes de viajar.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.