libero

Lunes, 14 de septiembre de 2009

FúTBOL › VENCIó A INDEPENDIENTE EN QUILMES CON UN TANTO SOBRE LA HORA

Nunca lo den por vencido a Estudiantes

En La Plata sienten que el equipo no siempre es reconocido con justicia por sus logros. Ayer tuvo que esforzarse para reflejar en el resultado la diferencia de rendimiento que exhibió respecto de un pálido Independiente. Lo logró en el final.

Alejandro Sabella vive una contradicción. Está convencido de que en la Argentina actual sólo se reconoce al campeón. Pero entiende que a su Estudiantes, el campeón de la Copa Libertadores, no se le aplaudieron sus méritos como era debido. “Un proceso de dos años jugando una doble competencia y peleando siempre arriba no tuvo el reconocimiento que merecía”, piensa el entrenador que, tras la conquista del torneo continental, se subió al balcón y se sintió prócer.

Estudiantes no juega la Sudamericana, de manera que en los términos de su entrenador se le facilitó la tarea. Ahora disputa un solo torneo, el Apertura, y la tabla indica que, como subraya Sabella, pelea arriba. Quizá sin la solidez afiatada de aquel equipo campeón en Brasil, porque también sufrió la sangría. Pero no perdió jugadores clave, como Juan Sebastián Verón (que ayer jugó solo un tiempo, acusando el cansancio) o Mauro Boselli (el goleador de la Libertadores), y sumó otros de relativa jerarquía, como Clemente Rodríguez, y la cuenta se impone: cuatro partidos, tres victorias, un empate.

Sigue siendo un candidato de primer nivel: “El primer tiempo de Estudiantes rondó la excelencia y hacía rato que no veía jugar a un equipo así”, opinó el mismo Sabella. Probablemente le tomó más tiempo del necesario imponer la diferencia de calidad respecto de lo que es y lo que ofreció Independiente en el resultado. La jugada que definió el partido la gestó Jerónimo Morales Neumann, el ex futbolista de River que pasó por Instituto, que jugó sólo los últimos 10 minutos del partido; Martín Gómez, el pibe que había brillado en Independiente contra Godoy Cruz, jugó una media hora intrascendente. Y cuando Hilario Navarro debió ser reemplazado, a causa de un fuerte golpe en los testículos, lo reemplazó Adrián Gabbarini, un suplente que dio rebote y le entregó el triunfo a su rival. Una diferencia de jerarquía que, a la larga, sobresale.


Estadio: Quilmes (local Estudiantes).

Arbitro: Carlos Maglio.

Goles: 3m Boselli (E); 10m Gandín (I); 87m J. Díaz (E). Cambios: 59m Carrusca (5) por Verón (E); 60m M. Gómez (6) por P. Rodríguez (I); 73m Gabbarini por Navarro (I); 79m Morales Neumann por Salgueiro (E) y Mancuello por Gandín (I); 90m Huerta por Benítez (E).

Compartir: 

Twitter
 

n Mauro Boselli marcó el primer gol de Estudiantes. Luego, Díaz anotaría el tanto del triunfo.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.