libero

Lunes, 5 de abril de 2010

FúTBOL › EL MODESTO CENTRAL DIO EL GOLPE EN LA BOMBONERA Y GANó SOBRE LA HORA

Tristes Pascuas, La Boca está en llamas

Con esa camiseta blanca y amarilla no parecía Boca. Mucho menos con ese juego híbrido del primer tiempo. Central, apostando a aprovechar algún error, se llevó los tres puntos. Goles de De León, Caraglio y Gaitán. Expulsado Riquelme. Lesionado Medel.

 Por Juan José Panno

No hubo silbidos para Abel Alves (que hace rato no sabe qué trole hay que tomar), ni para Riquelme (que se hizo echar y se perderá por lo menos un partido). Tampoco para Javier García (que cometió un error enorme en su viaje a ninguna parte en el segundo gol de Central), ni para Jesús Méndez (que les dio muchísimos pases a sus ex compañeros y perdió más de una pelota por cancherear). No hubo abucheos para el falso brasileño Luiz Alberto (que continuó con sus desprolijidades), ni reclamos a Palermo (que no tocó una y hace cinco fechas que no moja), ni insultos para el equipo todo que sumó una nueva derrota, una nueva frustración y ni siquiera sacó un empate en su propia cancha ante un flojísimo rival.

No hubo nada de eso porque Rafael Furchi absorbió toda la calentura de la Bombonera y quedó como el gran culpable de la derrota. El gran pecado del árbitro fue cobrar un foul que Chávez no había cometido y del que, en realidad, había sido víctima, en la jugada previa del segundo gol de Central. También actuó con cierta vehemencia, que se entendió como animosidad, en la tarjeta al colombiano Bonilla, cuando los rosarinos pretendían dormir la pelota en el banderín del corner. Eso fue todo. Por lo demás, Furchi arbitró más o menos bien y no cometió errores importantes. Y, naturalmente, el árbol donde se tallaron un par de fallas del juez no puede tapar el bosque en llamas de Boca.

El equipo de Alves no mereció perder, pero tampoco hizo demasiados méritos para quedarse con los tres puntos. Se suponía que la de ayer debía ser una tarde de recuperación. Con los mismos futbolistas que le habían ganado a River se enfrentaba a un equipo joven, técnicamente discreto, anímicamente destruido, condenado a pelear desde muy abajo para zafar del descenso. Frente a ese rival, que llegó a la Bombonera con el objetivo de correr y meter mucho, sacar la pelota de su área de cualquier manera y esperar un error rival, Boca hizo muy poquito y encima cometió los errores que los rosarinos necesitaban para tener alguna chance.

Boca jugó espantosamente en el primer tiempo, lapso durante el cual casi no creó situaciones de gol y se fue al descanso perdiendo 1-0 porque nadie del fondo se enteró del cabezazo de Burdisso y de la soledad de De León para empujar la pelota a la red. El arquero de Boca –que no tuvo nada que ver en ese gol y que en ese primer tiempo había tenido un par de intervenciones brillantes en remates de media distancia de Paglialunga y Gómez– tuvo una participación decisiva en el segundo gol. Salió del arco, después de dudar, a buscar por arriba una pelota que no llevaba demasiado peligro y se llevó por delante a un par de compañeros, permitiendo a García desviar la pelota hacia donde estaba Caraglio, quien cabeceó hacia el arco vacío. En el medio de esos dos goles, Boca había convertido el suyo (buen remate de Riquelme, rebote en Galíndez, toque de Gaitán) y amenazaba con más. Empujada por una hinchada que en ningún momento paró con el aliento, anduvo cerca de Galíndez, pero lejos del gol.

Boca perdió el partido con el cabezazo de Caraglio y antes había perdido a Medel (lesionado) y lo perdió a Riquelme (expulsado). Y también perdió el rumbo. Pero de eso ya hace bastante.


Estadio: Boca.

Arbitro: Rafael Furchi.

Goles: 43m De León (RC); 60m Gaitán (B) y 89m Caraglio (RC).

Cambios: 45m Chávez (5) por Luiz Alberto (B); 57m Erbes (5) por Medel (B); 82m Gurrieri por De León (RC) y 91m Valentini por Caraglio (RC).

Incidencia: 88m expulsado Riquelme (B).

Compartir: 

Twitter
 

n El toque de De León se cuela en el arco de García. Central se ponía en ventaja.
Imagen: Julio Martín Mancini
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.