libero

Lunes, 26 de abril de 2010

FúTBOL › VENCIó A GIMNASIA Y ESTá A UN PUNTO DE ESTUDIANTES

Argentinos alimenta su sueño

Con goles de Ortigoza, Sosa y Raymonda, consiguió un triunfo decisivo para mantenerse en la pelea por el título del Clausura cuando faltan tres fechas. El equipo de La Plata parece resignado a jugar por la Promoción para mantener la categoría.

Aunque muchos aseveren que soñar es gratis y que no cuesta nada hacerlo, Argentinos, con buen fútbol y siempre intentando circular el balón por el suelo, hace los méritos suficientes para aspirar al título. Ayer tenía la obligación de ganar para no perderle pisada a Estudiantes en la cima del torneo, y no desaprovechó su momento. Con momentos de alto nivel futbolístico, el equipo de Claudio Borghi venció a Gimnasia –que cada vez se complica más con el tema de los promedios– y demostró por qué está en ese lugar en la tabla.

Del medio para arriba tiene un equipo peligroso, pensante y punzante, que cuando se lo propone genera mucho peligro. Tiene en Néstor Ortigoza a su estandarte en la mitad de la cancha, en Juan Mercier que corre a todos, en Gustavo Oberman a una carta en ofensiva, en Facundo Coria al talentoso que también tiene gol, a Ismael Sosa a un correcaminos que siempre genera peligro, y en Calderón al hombre de experiencia que permite que el funcionamiento salga redondo.

En un torneo chato, Argentinos propone jugar por abajo, circular la pelota hasta encontrar un hueco para generar peligro y además mostrar un juego lindo para los ojos. Ese buen funcionamiento depende mucho del rendimiento de estos jugadores. Cuando están enchufados y coordinados son peligrosos y pueden convertirse en una pesadilla para la defensa rival. Gimnasia fue testigo de eso, ya que por momentos padeció el rendimiento en sintonía de estos futbolistas.

En los primeros minutos, Argentinos dominó a placer a su rival, que no podía encontrar su lugar en la cancha y era claramente superado por el local. Lo tuvieron Santiago Gentiletti, Gustavo Oberman y Gonzalo Prósperi, pero Pablo Bangardino siempre respondió bien. Recién a los 27 minutos, gracias al gol de penal de Ortigoza, tras una falta de Iriarte a Sosa, el conjunto de La Paternal pudo cristalizar en el marcador su superioridad en la cancha.

Gimnasia arrastraba una imagen deslucida y no podía generar peligro. Pese a eso, Vizcarra tuvo en sus pies el empate, pero le erró a la pelota y no pudo conseguir la igualdad. Pero cuando parecía que el elenco de Diego Cocca necesitaba una ayuda para convertir, Peric dio un rebote largo tras un remate de lejos de Ormeño y Lucas Castro, que había ingresado un minuto antes, marcó el empate.

Podría haber sido un mazazo para el ánimo de Argentinos; sucedió lo contrario. Inmediatamente, los más talentosos nuevamente se pusieron en sintonía y el equipo de Borghi consiguió el segundo. Con la defensa visitante desarmada, Prósperi se quedó con un rebote, tiró un centro rasante y Sosa, bajo el arco, les devolvió la alegría a los hinchas de La Paternal.

Sin embargo, los simpatizantes recién pudieron festejar cuando Raymonda, tras una excelente habilitación de Sosa, marcó el tercero para devolver la tranquilidad y cerrar el partido. Bajo la sintonía de Ortigoza, Mercier, Oberman, Coria, Sosa y Calderón, el equipo de Borghi no sólo muestra nivel sino que también se ilusiona con conseguir el título. Herramientas no le faltan.

Informe: Matías Mazzocchi.


Estadio: Argentinos.

Arbitro: Diego Abal.

Goles: 27m, Ortigoza (A), de penal; 68m, Castro (G); 69m, Sosa (A); 86m, Raymonda (A).

Cambios: 60m, Casas por Vizcarra (G); 63m, F. Domínguez por Oberman (A); 67m, Castro por Romero (G); 73m, Raymonda por Coria (A); 79m, Navarro por Encina (G) y Pavlovich por Calderón (A).

Compartir: 

Twitter
 

Raymonda elude a Bangardino para marcar el tercer gol de Argentinos, que le dio el broche final al encuentro.
Imagen: Alejandro Leiva
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.