libero

Lunes, 14 de marzo de 2011

FUTBOL › JUGAR CON UN SOLO DELANTERO EMPIEZA A ACARREARLE DOLOROSAS CONSECUENCIAS

River paga muy cara la escasez de goles

El equipo de J. J. López sufrió la primera caída en el Clausura, después de haber generado un buen número de situaciones peligrosas que no concretó. Tiene menos de un gol por partido, y para colmo se quebró una racha de 395 minutos sin caídas.

 Por Adrián De Benedictis

La primera derrota de River en el certamen no sólo volvió a encender la alarma del promedio sino que dejó evidenciado que los problemas futbolísticos del equipo están centrados en la falta de puntería para definir en el arco rival. Más allá de que ante Vélez pudo convertir a través de Pavone –que suma siete con esta camiseta–, lo hizo por intermedio de un penal, por una falta de Papa sobre el chico Lanzini cuando apenas se jugaban dos minutos del segundo tiempo. De esa manera, cuando consigue realizar jugadas combinadas en ofensiva, el conjunto de Juan José López no las termina aprovechando en la misma proporción.

En el total de las cinco fechas que se llevan disputadas, River marcó cuatro goles, pero la particularidad es que Mariano Pavone, el único delantero, anotó dos. Es decir que con el penal de ayer sólo uno fue de jugada, ante Independiente. Los otros tantos fueron de Erik Lamela y Paulo Ferrari, en el partido ante Huracán.

De la misma manera que sucedió ante Independiente, el equipo creó ayer varias situaciones de peligro, pero no las pudo concretar. Antes de que Chichizola cometiera el error que derivó en el gol de Silva, River había tenido tres chances para convertir. Pavone recibió la pelota por la derecha, entró al área y remató cruzado, cuando sólo iban tres minutos de juego. Luego, Lamela llegó por la izquierda, pateó al arco y la pelota salió por el otro lado. El mismo Lamela cabeceó por arriba un envío de Pereyra desde la derecha. De todas ellas, en ninguna pudo festejar.

Después del gol del uruguayo, River volvió a tener una oportunidad para igualar, pero Maidana le pegó alto desde afuera del área. Y cuando logró empatar con aquel penal, el local volvió a acercarse con riesgo, pero Pereyra –dos veces– no pudo con Barovero primero y ante un defensor después. Precisamente, el desnivel de River en ataque tuvo que ver con la presencia del volante por la derecha, que jugó desde el comienzo por la sanción que tuvo que cumplir Ferrari.

Ni siquiera el ingreso de Caruso (delantero) por Lamela (enlace) contribuyó para que River pudiera revertir esta tendencia. Al parecer continúa extrañando la presencia de Rogelio Funes Mori, el otro delantero que gritó seguido en el Apertura pasado, y que no pudo aparecer en este torneo por un problema físico que sufrió en el Sudamericano Juvenil disputado en Perú.

Para colmo, ante los de Liniers se cortó la racha invicta que tenía en su arco, y después de 395 minutos volvió a padecer goles. Para agregarle todavía mayor incertidumbre a la situación. A favor tendrá la posibilidad de contar con Juan Pablo Carrizo para el próximo compromiso ante Arsenal. Para este River ya no se sabe si eso es mucho o es poco.

Compartir: 

Twitter
 

Mariano Pavone volvió a anotar, esta vez de penal. Pero con él solo no alcanza...
Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared