libero

Lunes, 14 de marzo de 2011

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › JUAN MANUEL SILVA GANO EN SU DEBUT EN EL EQUIPO FORD

Siempre se vuelve al primer amor

Diecisiete años atrás había debutado en la categoría con un Sierra. Ayer, con un Focus oficial, se impuso de punta a punta en General Roca, en un anodino comienzo de temporada para el TC 2000. Un mal día para los pesos pesados.

El Pato Silva logró su primera victoria con Ford en el TC 2000, en General Roca.
Imagen: Télam.

”Si yo tuviera que ponerle un título, sería como volver a vivir.” Diecisiete años después de su debut en el TC 2000, el chaqueño Juan Manuel Silva coronó un sueño. Aquella vez corrió un Ford Sierra del equipo de Tito Bessone; ayer, por fin, se subió a un auto del equipo oficial de la marca del óvalo, su debilidad. El año espantoso que sufrió en 2010 lo excluyó de las penalizaciones de esta primera carrera, permitiéndole largar adelante su serie pese a que se había clasificado undécimo. Fue suficiente. En una tibia carrera apertura de temporada en General Roca, el chaqueño consiguió un triunfo de manual, sin transpirar.

Habría sido distinto si Bernardo Llaver o Guillermo Ortelli, los dos que picaron detrás suyo, no hubieran sufrido distintos inconvenientes con sus cajas de velocidades. Antes de la vuelta 10, ambos habían quedado fuera de combate. Y los nuevos perseguidores no tuvieron los mismos bríos.

Otro chaqueño, Matías Muñoz Marchessi, que hacía su debut como piloto oficial Peugeot, prefirió conservar el lugar de escolta. No lo corrió a Silva ni siquiera tras la única neutralización de la prueba, que anuló los dos segundos de ventaja del puntero, pero se defendió con acierto de la amenaza de Fabián Yannantuoni, el tercer piloto del equipo YPF Ford. El campeón Fontana hacía rato que había abandonado.

La de ayer fue la victoria número 22 de Silva en el TC 2000, desde la primera en 1998, pero también es la única que no logró conduciendo un Honda. El chaqueño –campeón de Fórmula Renault en 1993, de TC 2000 en 1999 y de TC en 2005– confía en seguir manteniendo la racha, esa que le concede un título cada seis años, porque entonces le toca esta temporada.

En general, la prueba entregó menos de lo que prometía, aunque en el pelotón hubo roces y algunas alternativas. Poco para la expectativa que había creado la versión 2011 del TC 2000.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.