libero

Lunes, 25 de abril de 2011

FúTBOL › OTRO AZULGRANA EN PROBLEMAS, SóLO QUE EN ESPAñA

Messi y la hora de su revancha

 Por Joaquín Cavanna

Desde Barcelona

El pelotazo a la tribuna del Bernabeu y la frustración de la Copa del Rey parecen quedar atrás: con la obtención de otro record y su consolidación como máximo anotador de la Liga española, Lionel Messi recupera energía de cara a un nuevo duelo con Cristiano Ronaldo, en el que aspira a recuperar la hegemonía.

Después del tanto convertido el sábado en la victoria 2-0 contra el Osasuna, el argentino no sólo consiguió ventaja en la cima de la tabla de máximos artilleros del campeonato con respecto al portugués, estrella del Real Madrid, sino que registró un nuevo record personal.

Messi se convirtió en el primer jugador en alcanzar los 50 goles en una temporada en la historia del fútbol español. Atrás quedó la marca de Ferenc Puskas (49 tantos en 1959/60). Cristiano suma 42.

“Messi celebra sus bodas de oro”, tituló el diario Sport acerca de la nueva marca de la Pulga, mientras que el ABC catalogó a Messi como el “antidepresivo de urgencia” de un Barcelona con inusuales dudas futbolísticas.

Messi atravesó una última semana atípica, tanto por el revuelo de actitudes antideportivas como por el golpe anímico de la pérdida de un título, la Copa, y su consecuente frustración futbolística.

Anotó el único gol del Barcelona en el clásico liguero contra el Real Madrid hace una semana y marcó así por primera vez a un equipo dirigido por José Mourinho. También tuvo protagonismo con el violento pelotazo contra una de las gradas del estadio Santiago Bernabeu, cuando el balón ya estaba perdido. Las repercusiones del incidente obligaron a Josep Guardiola, técnico del Barcelona, a pedir disculpas en nombre de su dirigido: “Si la gente se siente ofendida, pido disculpas en el nombre del Barcelona y en el suyo”.

Luego sufrió un revés en la final de la Copa del Rey. Si bien fue de lo más desequilibrante del Barcelona en el segundo clásico del año contra el Real Madrid, el argentino finalizó el encuentro en Mestalla con la tristeza de haber perdido un título y el duelo personal que mantiene siempre con su némesis blanca, Cristiano Ronaldo.

El portugués, quien había sufrido a los azulgranas en la final de la Champions League de 2009, cuando vestía la camiseta del Manchester United, o en el 5-0 de la ida del campeonato en noviembre, pudo erigirse finalmente como héroe de la final de Copa gracias a su gol en el alargue y a la obtención de su primer título en el Real Madrid.

Si bien ambos protagonistas lo niegan en cada oportunidad, sus apariciones en cada partido entre los respectivos equipos remiten al latente duelo personal. Gracias a su último tanto en el Camp Nou, Messi consiguió extender su ventaja goleadora sobre el portugués. El del Barcelona suma 31 goles en Liga, dos más que Cristiano. Además, el argentino acumula nueve tantos en la Champions, tres más que el delantero del Real Madrid.

El miércoles continuará el maratón de clásicos entre Barcelona y Real Madrid, ahora por las semifinales de la Champions League. Las estrellas de los dos equipos volverán a verse las caras y reeditarán un duelo en el que Messi desea recuperar la iniciativa.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.