libero

Lunes, 4 de julio de 2011

FúTBOL › BRASIL SUFRIó ANTE UN RIVAL CHICO, COMO LA ARGENTINA EL VIERNES

Avísenles que la Copa América ya empezó

Otra sorpresa del torneo: Venezuela le sacó un punto al último bicampeón del torneo continental, que arrancó jugando con todo y se dejó maniatar en el segundo tiempo. Los grandes no logran hacer valer el peso de su camiseta.

 Por Adrián De Benedictis

La Copa América comenzó a pegar sus primeros impactos, y los equipos más poderosos son los más afectados. Al igual que sucedió el viernes pasado con Argentina, en esta oportunidad fue Brasil el que no logró debutar con un triunfo, y tuvo que conformarse con un empate sin goles ante Venezuela. A pesar de contar con todas sus figuras, como Pato, Robinho, Neymar y Ganso, los brasileños no pudieron exhibir superioridad sobre su adversario, y sólo cuando algunos de sus protagonistas principales ofrecían alguna genialidad lograron prevalecer en el desarrollo del juego.

El técnico Mano Menezes había declarado dos días antes del encuentro en su conferencia de prensa, que tanto Brasil como Argentina poseen “un estilo de juego ofensivo”. Precisamente, eso fue lo que se esperó ayer en La Plata. Y si bien Brasil tuvo como premisa el control de la pelota por abajo, buscando triangular por ambos costados, no consiguió desnivelar ante un rival que ya no apuesta todo a la defensa, y que les agrega audacia a sus incursiones en ataque.

El diagrama de los brasileños fue con cuatro hombres en la última línea, y después dos más para la contención en el medio, otros dos desempeñándose como enlaces, y dos delanteros. Y como suele ocurrir con una selección de Brasil, sus marcadores laterales, Daniel Alves y André Santos, se desprendían con continuidad para llegar hasta el fondo de la cancha. De esa manera, Brasil llegó a tener en sus avances hasta cinco hombres dentro del área venezolana. En la primera parte fue donde más cerca estuvo de convertir un gol, pero la falta de precisión en el último toque, y algunas intervenciones positivas del arquero Vega lo evitaron.

En la chance más clara, Pato apareció por la derecha, remató casi recto al arco y la pelota se estrelló en el travesaño. Cerca del final de ese período se produjo una acción para la polémica, luego de que el árbitro Orozco dejó seguir cuando Vizcarrondo tocó la pelota con la mano después de un rebote en el arquero, debido a un tiro de Neymar.

Pero esa pequeña diferencia a favor de los brasileños se fue perdiendo en el segundo tiempo, y Venezuela ya no corría riesgo en su área. Inclusive, con algunos envíos desde los costados llegó a trasladar cierto temor a Julio César. El final encontró a Brasil sumergido en la impotencia, ante la imposibilidad de desnivelar. Lo que quedó claro ayer fue la enorme capacidad técnica que posee Brasil, ya que sus jugadores realizaban maniobras indescifrables para los venezolanos cuando se lo proponían. Pero cuando trataba de encadenar eso de manera colectiva no terminaba de conseguirlo.

Como Argentina tiene a Messi, Tevez, Agüero, Higuaín, y Banega, Brasil también cuenta con el caudal necesario para exhibir un fútbol de alto nivel. Sin embargo, en el marco de las sociedades futbolísticas parece que la Copa no ha empezado aún para ellos.


Estadio: Ciudad de La Plata.

Arbitro: Raúl Orozco (Bolivia).

Cambios: 64m A. Moreno por Rondón (V) y Fred por Robinho (B), 75m Lucas por Pato y Elano por Ramires (B), 78m Maldonado por Fedor (V), 85m Di Giorgi por C. González (V).

Compartir: 

Twitter
 

El remate de Robinho supera a Vega, pero Vizcarrondo lo detendrá con el hombro. Pudo ser gol de Brasil.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.