libero

Lunes, 4 de julio de 2011

FúTBOL › PARAGUAY Y ECUADOR NO ESCAPARON A LA TENDENCIA GENERAL

Una Copa con mucho hielo

Prometieron más, pero se encuadraron en la tónica del torneo, que está entregando más tedio que entretenimiento. La igualdad sin goles favorece a Venezuela.

Paraguay y Ecuador prometían más, pero se quedaron en deuda y terminaron protagonizando un 0-0 que tuvo algunas emociones, pero que quedó enmarcado en la tónica que viene teniendo la Copa América. En cuatro partidos se marcaron apenas tres goles, y ninguno en los dos del Grupo B. Para ambos equipos, el resultado es una complicación teniendo en cuenta que Venezuela ya sacó un punto ante Brasil, el supuesto rival más difícil de la zona.

Los dos presentaban nombres para ver algo más de lo que se vio. Con nueve de once jugadores que estuvieron en Sudáfrica 2010 y que llegaron a los cuartos de final, de Paraguay se pretendía más. Dos delanteros de nivel internacional como Roque Santa Cruz y Lucas Barrios prometían algo más. Sin embargo, los dos pasaron casi inadvertidos, sobre todo el argentino nacionalizado. Al menos, Santa Cruz tuvo un cabezazo muy peligroso, que le sacó Elizaga. En un rato, Haedo Valdez, suplente por inconvenientes físicos, mostró más que los titulares. Dentro de esa medianía, Paraguay exhibió su habitual solidez defensiva y la claridad de Ortigoza, el mejor valor del conjunto de Gerardo Martino, y algunas acciones positivas de Estigarribia por la izquierda.

Por el lado de Ecuador, el hombre a seguir era Valencia, pieza importante en el Manchester United, de Alex Ferguson. Sin embargo, el mediocampista, que arrastraba una larga inactividad, casi no tocó la pelota, se quedó demasiado estacionado por la derecha y salió reemplazado en el entretiempo, con molestias físicas. Con su ausencia, Ecuador tuvo un déficit creativo que amagó con corregirlo con el ingreso de Arroyo, pero no terminó pesando tanto en el partido. Por eso, los dos delanteros, Benítez y Caicedo, dejaron en claro sus buenas condiciones, pero perdieron ante la defensa paraguaya. Para colmo, Benítez tuvo mala fortuna en una corrida memorable, que no pudo definir bien porque Villar alcanzó a pellizcarle justo la pelota cuando iba a convertir.

Con ese panorama, el mejor jugador de Ecuador y de la cancha resultó Elizaga. A los 39 años, el ex arquero de Chicago y Quilmes se mostró muy solvente y tuvo tres tapadas claves: un tiro de Barreto desde el punto del penal, una entrada de Ortigoza sobre el segundo palo y, sobre todo, aquel cabezazo de pique de Santa Cruz. Poco para lo que se podía esperar.


Estadio: Colón.

Arbitro: Sergio Pezzotta (Argentina).

Cambios: 38m Vera por Barreto (P); 45m Arroyo por Valencia (E); 73m Haedo Valdez por Barrios (P); 81m Quiroz por Méndez (E); 83m Zeballos por Santa Cruz (P).

Compartir: 

Twitter
 

Iván Piris pelea la pelota con Walter Ayoví. Un cero olvidable.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.