libero

Lunes, 16 de julio de 2012

FúTBOL › DIEZ RAZONES PARA ESPERAR LA VUELTA DEL FúTBOL

Puntapié Inicial

Se puede esperar el próximo torneo ilusionado, decepcionado, escéptico, expectante, preocupado, todo depende desde el lugar en que se lo mire. Aquí hay diez razones para los distintos gustos matizando el receso.

 Por Juan José Panno

1 Esperanzados. En el campeonato anterior se alcanzó el clímax en el último tramo, cuando se definían descensos, descensos y hasta un paquete con todo incluido en el caso de Tigre. Despejada la nube adormecedora sobre la que se flotaba en ese final de cuento, cualquier balance técnico que se haga arrojará como conclusión que el torneo anterior fue técnicamente horrible, con partidos sin relieve, mucho miedo a perder, pocos goles, casi ninguna figura destacada y varios hechos de violencia manchándolo. ¿Se puede estar peor? ¿Se puede bajar más el nivel? Se supone, se quiere suponer, que no, que más abajo no se puede caer y por ahí se pueden sembrar algunas semillitas de optimismo con lo que se viene.

2 Escépticos. Uno de los despropósitos reglamentarios a los que nos tiene acostumbrado el fútbol argentino se consumó hace poco tiempo con la organización del próximo torneo, que será corto, pero no mucho y será largo, pero no demasiado. A mitad de camino entre los que proponían dejar todo como está y el Gobierno, que sugería un torneo largo para quitar un poco de dramatismo a la cuestión, Julio Grondona sorprendió con este engendro: dos torneos cortos y un solo ganador, que será el equipo que se imponga en la confrontación de los vencedores de esos dos certámenes. Deliberadamenete no se habla, entonces, de campeonatos. En el programa de María O’Donnell, un colega de Radio Continental encontró una figura divertida e irónica para graficar la cuestión: “Los hinchas del equipo que se imponga en el torneo Inicial, en vez de ‘dale campeón’, van a cantar ‘dale ganadoooor, dale ganadooooor’”. Ya quedó probado, en el ’91, cuando debieron definir el campeón del año Boca-Newell’s, que aquello no funcionaba y dejó disconforme a todo el mundo. Podría adelantarse, con escaso margen de riesgo, que este sistema tiene muy poca vida y que el año próximo se cambiará nuevamente.

3 Ansiosos. Vuelve River y eso provoca una gran expectativa entre la enorme legión de hinchas del club de Núñez. El dato pintoresco y folklórico, conocido en estos días, de que algunos rivales del Nacional B alentaban a los jugadores de River “porque tenemos que ascender, eh” alimenta la leyenda de que River tiene tantos hinchas como su máximo rival. Por otra parte, los hinchas de Boca también se muestran ansiosos de encontrarse en un estadio frente a frente con los hinchas de River para recordarles su paso por el Nacional B. Algunos malévolos periodistas (hinchas con disfraz de neutrales) esperan una caída de River en la primera fecha para anunciar que “nuevamente está en descenso directo”

4 Descorazonados I. El exilio de Juan Román Riquelme deja al fútbol argentino huérfano de enganche, de ideas, de belleza, de sorpresa. No son sólo los hinchas de Boca quienes lamentan la posibilidad de que el último enganche del fútbol argentino continúe su carrera en el exterior. Es cierto que Riquelme no está en la plenitud física, pero su rendimiento en los últimos tiempos había sido extraordinario. Lo más factible sigue siendo que se vaya a Brasil, donde se está montando un torneo interesante con figuras de primera categoría, como Seedorf y Forlán, entre otros.

5 Descorazonados II. El retiro de Juan Sebastián Verón, una puñalada en el corazón de los hinchas de Estudiantes, y el de Esteban Fuertes, un impacto que tardarán en asimilar los hinchas de Colón, pese a la llegada de Gigliotti, agrandan el agujero futbolístico. Lo mismo que la ida del Burrito Martínez al Corinthians. “El problema no es que se vayan algunos jugadores o se retiren otros, sino que no se vislumbren nuevas figuras para reemplazarlos”, definió con acierto el técnico de Newell’s Old Boys Gerardo Martino.

6 Expectantes I. El mercado de pases se movió muy poquito, por varias razones: algunos clubes están inhibidos, otros quebrados, la posibilidad de ventas al exterior se reduce porque en Europa están en crisis y porque pasó el tiempo en que se sembraba una pelota y se cosechaba un crack. Repatriar a futbolistas de primer nivel tampoco es sencillo dado que no se tienen los recursos para bancarles sueldos y primas. Por todo esto, lo más destacable es el retorno de Maxi Rodríguez a Newell’s Old Boys. Habrá que ver en qué condiciones físicas está, porque tuvo varias operaciones, pero se supone que le sobra tela para lucirse. De Trezeguet también se desconfiaba mucho, pero terminó siendo vital en el ascenso de River y seguramente seguirá brillando en Primera. El otro pase que despierta interés es el de José Sand a Racing. Un goleador de raza que abre ilusiones a la gente de Racing, siempre predispuesta a entusiasmarse antes de abrirse la temporada.También se pueden destacar los regresos de los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, que harán su debut como dupla técnica en Lanús.

7 Expectantes II. En el plano local, Estudiantes de La Plata compró el 50 por ciento del pase de Román Martínez, quien prefirió irse a La Plata, donde jugará como titular, antes que incorporarse al plantel de Boca. También se concretaron las cesiones de Marcelo Barovero y Gabriel Mercado a River, Oscar Ahumada a All Boys, Javier Cámpora a Racing, Leandro Caruso a Argentinos Juniors y se sigue negociando para que Mario Bolatti y Fabián Vargas refuercen el plantel de Independiente, tan necesitado de puntos. De aquí hasta que se abra el llamado torneo Inicial seguramente va a haber alguna novedad, aunque nada muy significativo.

8 Preocupados. El clima institucional está cada vez más enrarecido. En River, un nutrido grupo de hinchas hizo un banderazo para reclamar la destitución de Daniel Alberto Passarella y no se sabe cómo accionarán cuando vuelva el fútbol. En Boca, la liberación de Rafael Di Zeo, que tanto espacio ocupó en la prensa opositora al Gobierno porque el hombre se dijo kirchnerista, implica el riesgo concreto de un enfrentamiento con el actual líder de La Doce, Mauro Martín, muy ligado a Daniel Angelici, el presidente de Boca, y por lo tanto a Mauricio Macri. La bomba de triple mecha (política, económica y deportiva) podrá estallar en cualquier momento. Mientras tanto, el presidente de Independiente, Javier Cantero, continúa su quijotesca lucha contra la barra brava de su club, apoyada por Hugo Moyano (hecho que no merece mucho espacio en ciertos medios) sin recibir apoyo concreto de sus pares.

9 Sorprendidos. El desembarco de Marcelo Tinelli en San Lorenzo de Almagro llama la atención porque se lo toma como un virtual presidente del club, mientras hay un titular en ejercicio. Algunos ven con muy buenos ojos que el conductor televisivo haga millonarios aportes para que el plantel de San Lorenzo se refuerce convenientemente y no deba atravesar las penurias por la que pasó con la soga del descenso apretándole el cuello. Otros recuerdan los tiempos en que grupos empresarios colocaron en el club jugadores de renombre a los que había que pagarles sueldos altísimos y que luego no dejaron una moneda en el club cuando fueron transferidos. Si renuncia Abdo y se llama a elecciones, será otra historia. San Lorenzo inicia la nueva temporada muy comprometido (deberá sumar cerca de 60 puntos para zafar de todo), al igual que Independiente.

10 Tranquilos. Por ahora seguirá habiendo Fútbol para Todos. No hay mucho para ver, pero por lo menos es gratis.

Compartir: 

Twitter
 

El goleador Pepe Sand se sumó a Racing y encendió la ilusión de los hinchas.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.