libero

Lunes, 8 de octubre de 2012

FúTBOL › RIVER LE HIZO CINCO GOLES A GODOY CRUZ EN EL MONUMENTAL

Poder de fuego para encender la ilusión

Fue la primera victoria en el Monumental desde que regresó a la máxima categoría y el próximo compromiso en ese estadio será ante Boca. De los 19 tantos que lleva marcados en el torneo, nueve fueron convertidos en las últimas dos fechas.

 Por Adrián De Benedictis

El poder de gol que mostró River en Sarandí, hace una semana, tuvo su continuidad anoche en el estadio Monumental. El equipo intenta vivir un resurgimiento, luego de transitar semanas convulsionadas tanto en lo futbolístico como en lo institucional, y una nueva victoria le da impulso para esperar con más expectativas el próximo duelo en ese escenario, nada menos que ante Boca.

La serenidad que exhibió ayer tuvo que ver con la ventaja rápida que obtuvo en el marcador. En una ráfaga de tres minutos, River sacó dos goles de diferencia. Mora se desprendió por la derecha, lanzó la pelota al centro del área y Aguirre se anticipó a Ibáñez para convertir con un toque suave. Luego, Ponzio ejecutó un tiro libre y la mala ubicación del arquero mendocino hizo que River marcara el segundo gol con mucha facilidad.

Lo que había sucedido antes de todo eso fue muy diferente a lo que establecía el resultado. Godoy Cruz fue el que estuvo más cerca de ponerse en ventaja, a partir de su buen traslado de pelota. Obolo sacó un derechazo, la pelota se desvió en un defensor y dio en el travesaño ante la mirada pasiva de Barovero. Luego, Castro le pegó de volea, después de un desborde de Insúa por la izquierda, y salió por arriba del arco.

A pesar de aquella diferencia, Godoy Cruz mantuvo su juego de traslado de pelota con paciencia, abriendo la cancha y lanzando a sus laterales hacia adelante. River, con la ventaja, se retrasó unos metros y decidió utilizar el contraataque, por el que estuvo cerca de volver a gritar a través de Trezeguet y de Mora. El final de la primera parte mostró otro avance de los mendocinos y la resolución de la jugada se repitió: Obolo estrelló un remate en el travesaño luego de varios rebotes.

La intención de los visitantes seguía siendo la misma, controlar la pelota y trasladarla con prolijidad hacia el área de Barovero, pero en la segunda mitad ya no tenían la misma profundidad. Para colmo, River ofreció nuevamente mucha contundencia y ahora necesitó dos minutos para marcar otros dos goles. Carlos Sánchez se escapó por la derecha, fue con decisión hacia el área y remató cruzado ante la salida del arquero, quien alcanzó a tocar la pelota, pero no pudo evitar que ingrese en el arco. Otro uruguayo, en este caso Mora, estuvo atento a los 18 minutos para aprovechar un error de Ibáñez, quien salió a cortar un centro y se le escapó la pelota. Después de pegar en Sigali, el delantero fue oportuno y la empujó abajo del arco.

La fiesta en las tribunas era completa. Después de diez partidos, River volvía a ganar en su cancha en Primera. Pero, por sobre todo, el público valoró la concentración y el compromiso que mostraron los futbolistas. La apuesta ofensiva también fue destacada. River salió a jugar el segundo tiempo sin su emblema, Leonardo Ponzio, que dejó el campo lesionado. En su lugar apareció Manuel Lanzini, y de esa manera Cirigliano fue el que más despliegue tuvo que realizar en el medio para cortar los circuitos.

El delirio fue total cuando llegó el quinto gol. Sánchez nuevamente tuvo una aparición fulminante para picar la pelota por arriba del arquero, en una gran definición. Con este triunfo, River quedó como el más goleador del campeonato, con 19. Pero, más allá de los festejos en continuado, el equipo parece haber encontrado el camino que le permita tomar el vuelo que pretende. Y los rumores, las versiones y los respaldos hacia su conductor lentamente van quedando en el olvido. El encuentro ante su máximo rival seguramente volverá a dejar una marca en el Monumental, dentro de tres semanas, y River apunta a que el sello sea favorable para que el viaje al final del torneo sea sin turbulencias.


Estadio: River.

Arbitro: Diego Ceballos.

Goles: 8m Aguirre (R); 11m Ponzio (R); 61 y 75m C. Sánchez (R); 63m Mora (R).

Cambios: 45m Lanzini (5) por Ponzio (R); 53m R. Funes Mori (5) por Trezeguet (R); 56m Camacho (4) por Castro (GC); 63m Cooper por Castillón (GC); 71m Sevillano por Castellani (GC); 77m Luna por Mora (R).

Compartir: 

Twitter
 

El uruguayo Mora festeja su tanto, se contagia Rogelio Funes Mori.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.