libero

Lunes, 8 de octubre de 2012

FúTBOL › INDEPENDIENTE JUGó MUY BIEN Y VENCIó 2-0 A RAFAELA

Al Rojo le cambió la cara

Tras la victoria de la semana pasada, el conjunto de Gallego repitió el resultado, pero le agregó una actuación muy convincente, que se definió con goles de Leguizamón y Ferreyra. Con el triunfo se colocó a un solo punto de San Lorenzo en la lucha por no descender.

Lo que sucedió una semana atrás en Santa Fe no fue un espejismo que jugó una mala pasada a los ojos de la gente. Aquella victoria frente a Unión fue el comienzo de una levantada que ayer Independiente acentuó con un triunfo inexpugnable ante Rafaela como local. El conjunto de Avellaneda, que jugó como hace mucho no lo hacía, hizo todo bien: defendió con solidez, presionó, cubrió bien los espacios, tuvo la pelota, atacó y fue efectivo. Ese trabajo le permitió ser ampliamente superior al elenco santafesino, de muy pobre nivel, y quedarse con un triunfo que no lo sacó del descenso, pero lo dejó a tan sólo un punto de San Lorenzo.

Habría que revisar videos del comienzo de la era Ramón Díaz para encontrar un partido en el que Independiente haya ganado gustando y jugando bien al fútbol, tal como sucedió ayer ante Rafaela en el Libertadores de América.

Desde el comienzo hasta el final, Independiente fue el amo del partido. Vargas, Battión y Zapata corrieron, asfixiaron, ganaron todas las divididas y tocaron la pelota con inteligencia. Leguizamón abrió bien la cancha por la derecha, Farías pivoteó perfecto y Ferreyra desbordó siempre. Con los papeles desarrollados a la perfección, ¿cuánto podía demorarse la construcción del triunfo? Apenas diez minutos. En su tercer mano a mano, Leguizamón batió a Sara, el único destacable de un Rafaela deslucido, que mostró sus líneas muy separadas, no cubrió bien los espacios y estuvo lento en el retroceso. Y aunque todavía faltaban 80 minutos, el local cerró el candado y escondió la llave. Rafaela la buscó, pero nunca la encontró.

En el complemento, Independiente, mermado físicamente, retrocedió en el campo. La estrategia no le hizo bien. Rafaela creció y estuvo cerca de empatarlo en el comienzo. Pero fueron apenas 10 minutos de sofocón. El local entendió lo que debía hacer: tener la pelota. Nuevamente, de la mano de un Vargas combativo e inteligente para moverse y de un Zapata con astucia para encontrar huecos, Independiente retomó el dominio del encuentro y lo liquidó a los 24 con un gol de Ferreyra tras una buena jugada colectiva.

Con el 2-0 en la pizarra se terminó el partido. Rafaela no tuvo reservas anímicas y esperó el final del partido. Independiente, goloso, siguió yendo y estuvo cerca de golear. Cuando Vigliano pitó el final, el viento que sopló en Avellaneda le dejó sólo un mensaje a todo el hincha de Independiente: jugando así hay chances de salvarse del descenso.

Informe: Matías Jofré.


Estadio: Independiente.

Arbitro: Mauro Vigliano.

Goles: 11m Leguizamón (I); 69m O. Ferreyra (I).

Cambios: 25m Rosales (6) por Leguizamón (I); 64m Capellino por F. González (R), 71m Fredes por Zapata (I) y Gandín por Carrera (R), 85m Villafáñez por Vargas (I), 86m Serrano por I. Juárez (R).

Compartir: 

Twitter
 

El festejo de Leguizamón, el primero con la camiseta de Independiente. Luego salió lesionado.
Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.