libero

Lunes, 26 de noviembre de 2012

FúTBOL › UNA GRAN VICTORIA CONTRA RACING LO DEJA CERCA DEL PASAJE A LA LIBERTADORES

Esta vez Boca tuvo una actuación copada

Dos golazos de Paredes y uno de Caruzzo le dieron el triunfo ante el equipo de Zubeldía, que descontó con una palomita de Hauche sobre el final. Boca produjo su mejor actuación en el torneo ante un rival que mostró mucha impotencia.

 Por Juan José Panno

El fútbol local nos tiene acostumbrados a estos vaivenes. Hace apenas una semana, Boca jugó como un cuadro chico uno de sus peores partidos del campeonato y ganó sin merecerlo. “No me gusta como juega este equipo”, declaró el Flaco Schiavi a mitad de semana, interpretando un sentimiento generalizado. Ayer, sin embargo, Boca produjo su mejor partido en el campeonato, jugando como un verdadero equipo grande. Fue sólido, contundente, por momentos lujoso, mereció una diferencia mayor que el 3 a 1 y dejó conformes a todos, empezando por el mismo Flaco Schiavi, que fue uno de los puntales de la victoria. La Bombonera repleta estalló con los goles, con la superioridad manifiesta y con algunos pasajes de triangulación y toque de los que disfruta cualquiera, aun aquellos a quienes injustamente no se les reconoce paladar negro futbolístico.

Una de las claves del partido fue la distancia enorme que medió entre las producciones individuales de unos y otros. En Boca casi ninguno jugó por debajo de 6 puntos; en Racing cuesta encontrar jugadores de 6. En Boca estuvieron: Paredes, que metió dos golazos; Pol Fernández, que jugó un gran primer tiempo; Erbes, que la rompió en el segundo, igual que Lautaro Acosta; Schiavi, que mostró su oficio en continuado; Erviti que se siente mejor con más panorama. Y en Racing no anduvo muy bien Saja, que no reaccionó mucho en el primero y el tercer gol; Centurión, que protestó más de lo que jugó; Villar, Pelletieri y Zucculini, que fueron ampliamente superados en la pelea del medio; Ortiz y Cahais, que se mostraron inseguros.

El partido pudo tener otro desa-rrollo si Delfino hubiera cobrado el penal que Paredes le cometió a Centurión en el inicio. Pero el árbitro no vio la infracción. Sí fue riguroso con las amarillas a los defensores boquenses que les hicieron sentir el rigor a los pibes pisadores de Racing. En un ratito fueron amonestados Sosa, Caruzzo y Colazo por faltas fuertes y también Fariño y Vietto por pretender tomarse venganza. La tarea de ablande de los defensores boquenses fue otra de las claves del partido. Les dejaron claro que estaban en la Bombonera. El gol de Caruzzo, que llegó de un corner después de una buena conexión entre Paul Fernández y Acosta (cabezazo bombeado), le dio a Boca la tranquilidad necesaria para manejar los tiempos del partido en esa primera etapa que terminó 2 a 0 con el primer golazo (ver aparte) de Paredes. En todo el primer tiempo, Racing generó una sola aproximación ante Orion, en un zurdazo de Pillud que contuvo con alguna exigencia Orion. Poco y nada comparado con la inquietud con la que vivía el partido Saja.

En el segundo tiempo, Boca cedió la iniciativa, sabiendo que de contra podía liquidarlo. En una contra lo bajaron a Erbes y Paredes, de tiro libre, sentenció el 3 a 0. Descontó Racing a través de Hauche y casi se pone 3 a 2 con un cabezazo de Vietto, pero fue como un bonus de emoción para un partido que había terminado mucho antes, con los goles de Paredes.

Estadio: Boca.

Arbitro: Germán Delfino.

Goles: 12m Caruzzo (B), 37m Paredes (B); 70m Paredes (B), 82m Hauche (R).

Cambios: 56m Camoranesi (6) por Zuculini y Hauche por Villar (R), 72m Chávez por Erviti (B), 81m Pérez Guedes por Fariña (R) y Somoza por Paredes (B).

Compartir: 

Twitter
 

Paredes, la figura de la cancha, saca el remate para el segundo de Boca.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.