libero

Lunes, 18 de marzo de 2013

FúTBOL › BOCA VOLVIó A DEJAR UNA PáLIDA IMAGEN ANTE EL COLISTA ARGENTINOS

Un empate que suma más dudas que puntos

El gol de Silva de penal le dio una ventaja inicial pero, tras la igualdad anotada por Martínez, al equipo de Bianchi –sin Riquelme– le faltó capacidad futbolística para abrir caminos hacia el triunfo. Segundo punto de Argentinos en el torneo.

 Por Facundo Martínez

Más allá de que, con la victoria frente a Nacional en Montevideo, Boca se había acomodado un poco en el Grupo 1 de la Copa Libertadores y que la fecha de Eliminatorias le daba tiempo para la recuperación de sus futbolistas, Carlos Bianchi decidió parar frente a Argentinos un equipo mixto con titulares y suplentes, pero sin Juan Román Riquelme, que así tendrá una semana más de descanso después de una seguidilla de partidos. Enfrente lo esperaba Argentinos, que venía con una estadística demoledora luego de haber logrado apenas dos puntos de los últimos 27 en juego, y que llegaba además con nuevo entrenador, el especialista en frentes de tormenta Ricardo Caruso Lombardi, quien por las dudas ya había abierto el paraguas con respecto al flojo rendimiento del equipo que, para colmo, marcha último en el torneo Final. El resultado: 1-1 en un partido que fue de mejor a peor y que terminó siendo un espanto.

La Bombonera estaba prácticamente llena, pero sólo La Doce cantaba y alentaba. En la cancha pasaba poco y nada. Hasta que Vázquez tomó a Ribair Rodríguez en el área, el uruguayo se tiró como de un quinto piso y el árbitro Diego Abal pitó el penal. Silva, que venía de errar frente a Rafaela, tomó la pelota y paró como ejecutor. Hubo alguna queja en la tribuna, pero esta vez el goleador uruguayo no perdonó al arquero Ojeda y abrió la cuenta con un remate fuerte y a la izquierda. El gol lo festejó agitando sus brazos, de cara a la tribuna y frente a la avalancha de hinchas que bajó escaleras para gritar con él su desahogo.

El gol cambió el planteo de Argentinos, que se vio obligado a salir a buscar el empate, y esa disposición le abría a Boca espacios en la ofensiva, que intentaba aprovechar utilizando las bandas para abrirle la cancha a un rival que se mostraba mucho más cómodo tratando de achicar la cancha. Boca tuvo una chance muy clara para ampliar tras un pase profundo de Colazo para el Burrito Martínez, quien rompió la defensa, pero no pudo definir bien el mano a mano con Ojeda, que lo tapó con el cuerpo.

La más clara para los visitantes llegó recién a los 36 minutos, con un remate frontal de Hernández que no fue gol porque la pelota tocó una pierna del defensor Caruzzo y se elevó y terminó pegando en el travesaño. Hacía rato que Boca no pasaba la mitad de la cancha y dejaba que Argentinos se le viniera encima. Orion le atajó un cabezazo de gol a Freire. Y unos minutos más tarde llegó la igualdad. Fue una jugada de tiro de esquina. La pelota atravesó el área, previa peinada de Anangonó, y por el segundo palo se le escapó Matías Martínez a Sosa para poner la pierna y anotar la igualdad. Orion trinaba de bronca, mientras todo Argentinos festejaba a un costado cerca de su banco de suplentes.

Bianchi no aguantó la imagen que entregaba su equipo en el arranque del complementario y mandó a la cancha al chico Palacios, como para tener más presencia ofensiva. Los hinchas comenzaban a perder la paciencia y les pedían a coro a los jugadores que pusieran más garra, mucha más. Pero el problema era otro. Boca no tenía fútbol. “Vamos Xeneize, que tenemos que ganar”, se escuchaba. Pero Boca no estaba ni siquiera cerca. Erviti (luego reemplazado por Sánchez Miño) no se mostraba y Martínez tenía que bajar a buscar la pelota, que le llegaba mal y a cuentagotas. Argentinos, más tranquilo, se paraba como para matar de contraataque. Para cuando la pobreza terminó de adueñarse del partido, los jugadores visitantes hacían tiempo y Boca desesperaba por su propia impotencia. Y una cosa quedaba más o menos clara: con apenas seis puntos sobre 18 posibles, Boca parece haber abandonado el torneo Final, prácticamente sin jugarlo.

Compartir: 

Twitter
 

Ni Martínez ni Erviti consiguen hacerse de la pelota. Boca volvió a desnudar carencias.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.