libero

Lunes, 8 de abril de 2013

FúTBOL › RIVER VOLVIó A GANAR UN CLáSICO DESPUéS DE DOS AñOS

Fabricó un triunfo para seguir peleando

Buen primer tiempo, flojo complemento, lo ayudó la decisión de Racing de jugar sin pelota, pero la victoria fue legítima. Goles de González Pirez y Lanzini, gran debut del juvenil colombiano Balanta, que se transformó en figura.

 Por Adrián De Benedictis

La ruleta del fútbol argentino volvió a salir en favor de River. Como cada presentación de los equipos sigue siendo una lotería, a excepción de Lanús, la fortuna estuvo del lado del plantel conducido por Ramón Díaz en esta jornada. Cuando las actuaciones no eran las deseadas, ante Racing cambió su postura y terminó consiguiendo un triunfo legítimo, lo que le permitió volver a ganar un clásico después de dos años. Los de Avellaneda continúan en esa máxima generalizada, y en su estadio exhibieron muy poco como para posicionarse con aspiraciones serias. Ni el ingreso del salvador la semana pasada, Javier Cámpora, pudo hacer nuevamente que el destino fuera diferente.

El ganador entendió mejor cómo tenía que controlar la pelota, y a partir de la tenencia fue construyendo su anhelo. A pesar de que había mucha incertidumbre por las cinco modificaciones que presentaban los titulares, la respuesta fue óptima en todas las líneas. Y entre ellos se destacó un joven de 20 años proveniente de Colombia: Eder Fabián Alvarez Balanta. Este bogotano se desempeña habitualmente como lateral izquierdo, pero ayer lo hizo como marcador central y terminó siendo el más destacado.

Con mucha presencia, seguridad en los cruces y habilidad para salir jugando, Balanta controló sin inconvenientes tanto a Vietto como a Fariña y transmitió tranquilidad a todos sus compañeros. El primer gol del partido llegó a los once minutos, cuando González Pirez fue a cabecear al área rival en un corner tirado por Lanzini, y ganó bien en el salto para ubicar la pelota al lado del palo derecho del arquero.

El juego de River transita mucho por Leonel Vangioni. El ex Newell’s se retrasó ayer unos metros para desempeñarse como lateral por la franja izquierda, y desde ahí fue salida permanente y colaboró con los volantes para recuperar la pelota.

Racing eligió jugar sin la pelota. Pero esta decisión no fue sólo ayer, sino que en la mayoría de sus partidos toma esa postura. Los defensores lanzan pelotazos hacia adelante para tratar después de capturar los rebotes, y así encontrarse cerca del área. El problema fue que los jugadores de River no le permitieron esa opción, y el local así se quedaba sin argumentos para generar algo positivo.

Cuando salió a disputar el segundo tiempo, Racing intentó mostrar una imagen diferente, pero si bien tuvo algunas chances para igualar –la más clara fue un cabezazo de Zuculini en el travesaño–, no convenció desde lo futbolístico, debido a que tampoco se defendió con firmeza. Inclusive, River tuvo varias oportunidades para aumentar la ventaja.

Y recién lo consiguió cuando faltaban dos minutos para el final, por un error del propio Zuculini, quien había quedado como último hombre en una acción detenida a favor. El joven le entregó la pelota a Lanzini, que con una gran carrera desde atrás de la mitad de la cancha lo superó a él, eludió luego a Saja y definió con un toque suave.

River jugó como para cosas importantes, mientras que Racing hizo todo lo contrario y el azar lo dejó lleno de incertidumbre.


Estadio: Racing.

Arbitro: Pablo Díaz.

Goles: 11m González Pírez (RP); 88m Lanzini (RP).

Cambios: 45m Abecasis (6) por González Pírez (RP); 63m Villar por Pillud (RC), 68m Mora por Luna (RP), 73m Martínez por Vangioni (RP), 77m Cámpora por Bolatti (RC).

Compartir: 

Twitter
 

Lanzini deja en el camino a Saja y marcha a anotar el segundo gol de River, asegurando el triunfo.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.