libero

Lunes, 8 de abril de 2013

FúTBOL › LANúS ES EL PUNTERO DEL TORNEO Y MANTIENE EL INVICTO, PERO...

El cero de Boca fue mucho más redondo

El equipo de Carlos Bianchi fue más que el del Mellizo Barros Schelotto en el balance general, especialmente por lo que hizo en el segundo tiempo, porque el primero había sido muy parejito. En el termómetro de las llegadas midió mejor.

 Por Juan José Panno

Históricamente, un empate contra un cuadro chico en la Bombonera les deja a los hinchas de Boca un gustito amargo. Pero si se sale del contexto histórico y se entra en la realidad del presente, hay muchas razones para que todo Boca pueda sentirse satisfecho con el cero a cero ante Lanús.

Le empató al puntero del campeonato, que venía sorprendiendo a todos con su buen juego, pero que esta vez mostró poco y terminó aguantando el resultado cerca de su arco. El único invicto del torneo y uno de los que más goles había convertido, se quedó zapatero y, más aún, creó muy pocas situaciones de gol. Otra cuestión que pesa a la hora del balance es que Boca había producido una actuación espantosa una semana atrás. Comparado con lo que hizo en aquella ocasión, el equipo de Bianchi jugó unas trescientas veces mejor. Y la línea de fondo (Albín, Caruzzo, Burdisso y Clemente) tuvo un rendimiento parejito, no regaló espaldas, no cometió penales, no se metió adentro del arco en el retroceso.

Boca fue más que Lanús en el balance general, especialmente por lo que hizo en el segundo tiempo, porque el primero había sido muy parejito.

El inventario de situaciones de gol de esa primera etapa había sido bastante módico: dos llegadas para Boca, una y media para Lanús como síntesis del equilibrio del juego:

1) Contraataque rápido y preciso del equipo visitante. Buen cambio de frente de Pizarro y remate violento de Ayala desde el borde del área que encontró una buena respuesta de Orion, levantando las manos para mandar la pelota al corner.

2) Derechazo de media distancia de Riquelme, apuntando al palo izquierdo de Marchesín que hizo que la pelota se fuera abriendo, pero más de la cuenta.

3) Error grave en el fondo de Lanús, en una entrega deficiente de González hacia atrás, aprovechada por Riquelme para dejarle servido el gol a Blandi. El centrodelantero se sacó de encima a Marchesín con un buen amague, pero no le quedó un ángulo muy favorable. Su remate al arco hizo estrellar la pelota contra el palo.

4) Buena media vuelta de Romero desde la media luna, con violencia, pero sin dirección.

En el arranque de la segunda etapa pareció que Lanús estaba dispuesto a demostrar por qué es el puntero del campeonato y por qué llegó a este partido con una distancia nada menos que de 10 puntos sobre su rival. Pero no le duró mucho. Boca le robó la pelota en la mitad de la cancha y le dio al juego un ritmo lento, pero bastante alejado de los dominios de Orion.

Lo pudo ganar con un toque sutil de Sánchez Miño y más tarde con un remate cruzado de Pol Fernández que atajó Marchesín, y sobre el epílogo con un remate cruzado de Riquelme. No se le dio, pero quedó muy cerca de llevarse los tres puntos, porque en el termómetro de las llegadas terminó siendo más y mejor. El negocio del empate fue más redondo para el puntero del campeonato.

Está claro que Boca está lejos de cualquier posibilidad de pelear en el torneo (un triunfo, 5 empates, 2 derrotas, marcan números en rojo), pero todo síntoma de mejoría deja conformidad. Es lo que hay.


Estadio: Boca.

Arbitro: Diego Ceballos.

Cambios: 65m Sánchez Miño (6) por Erviti (B); 70m, Chávez por Blanco (L); 74m, Martínez por Palacios (B).

Compartir: 

Twitter
 

El abrazo de Riquelme y Guillermo Barros Schelotto antes del arranque del partido. Después fue cero a cero.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.