libero

Lunes, 24 de febrero de 2014

FúTBOL › COLóN LO DESPACHó EN SANTA FE CON DOS GOLES DE GRACIANI

A River no le hizo ninguna gracia

El equipo santafesino logró su tercera victoria consecutiva y se sumó a la punta con Estudiantes y San Lorenzo. Al River que juega con línea de tres le hizo tres goles, mientras en el conjunto de Núñez subsisten las viejas dudas.

Desde Santa Fe

El número 3 le sienta bien a Colón. Hizo tres goles, enhebró su tercera victoria consecutiva y le ganó bien, merecidamente, al River que juega con línea de tres y marca poco y mal.

El primer gol del cuadro rojinegro llegó a los 16m, cuando Mansilla, cerca de la mitad de la cancha, recibió libre, levantó la cabeza y la puso de revés por arriba para la llegada de Graciani, que le ganó la espalda a Vangioni, que estaba retrasado como lateral. Graciani se anticipó a la desesperada salida de Barovero para tocarla de zurda, mansamente hacia la red.

Ramón Díaz perdió en los últimos partidos a los tres defensores titulares (Maidana y Mercado lesionados, Alvarez Balanta expulsado), pero no cambió la idea de jugar con línea de tres y mandó a la cancha a Cabrera (que había jugado en el verano contra Estudiantes y San Lorenzo), Pezzella y Funes Mori. La hipotética fragilidad del trío de fondo hizo que los volantes estuvieran más pendientes de proteger a sus compañeros que de abastecer a los de arriba. De hecho, Vangioni estaba parado como lateral izquierdo cuando llegó el pase milimétrico de Mansilla. Pero frente a jugadas tan precisas es difícil marcar por más que se pongan cinco defensores.

Los santafesinos aprovecharon los temores de River y al menos hasta los treinta minutos desarticularon los tibios avances del rival, ganaron la lucha del medio y le provocaron alguna inquietud a Barovero en un par de jugadas, además del gol. Graciani, sobre todo, metió algunos cambios de velocidad que pudieron terminar en gol.

La primera y única llegada de River en el primer tiempo se produjo pasada la primera media hora con un remate de media distancia de Lanzini que pasó cerca de uno de los palos del Flaco Montoya. En el último tramo del primer tiempo, Kranevitter metió un par de buenos pases en profundidad, creció algo Carbonero en sus avances por la derecha y Cavenaghi empezó a recibir un poco más de juego. Poco como expresión ofensiva, insuficiente como para merecer el empate.

En el segundo tiempo, el Pelado Díaz apeló a todo lo que tenía en el banco y metió a Simeone, después a Fabbro y por último a Menseguez, y lo mandó a Ponzio al fondo. En casi toda esa segunda parte, la pelota estuvo más cerca de Montoya que de Barovero. Sin embargo, en dos contraataques aislados, Colón clavó dos golpes de nocaut. En el primero, Luque se llevó a la rastra a Pezzella y a Ponzio, y cruzó el disparo por entre las piernas de Barovero. El otro gol, la estocada final, fue de Graciani. con un toque debajo del arco en una contra fulminante.

En el medio de esos dos goles, el descuento de River. Una buena jugada de Lanzini y una inteligente definición de Cavenaghi dejaron la idea de que River podía aspirar al empate. De hecho hubo un tiro libre desde un vértice del área que Fabbro ejecutó muy bien y casi la pone en un ángulo, pero se chocó con las manos de Montoya.

Ganó Colón. Al River que juega con línea de tres, le hizo tres y alcanzó la línea de los punteros del campeonato.

River quedó cerca del fondo, en la línea de Boca, una línea de cuatro... puntos.

Compartir: 

Twitter
 

Graciani celebra el primer tanto de Colón, luego anotaría el tercero para sellar la victoria del equipo santafesino sobre River.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.