libero

Lunes, 1 de diciembre de 2014

FUTBOL › VICTORIA DECISIVA SOBRE CENTRAL PARA QUEDAR MAS CERCA DEL CAMPEONATO

Racing milita en la corriente del carácter

Un gol discutido en el cierre del primer tiempo, a cargo de Díaz, le devolvió la fe y los dos tantos que anotó Diego Milito en el complemento cimentaron la conquista que deja al equipo de Avellaneda a un paso de otro título.

Desde Rosario

Fue uno de esos partidos de carácter, de esos que hay que ganar para aspirar a ganar el título, de esos en los que finalmente se impone cierto tipo de jerarquía –en este caso, la de Diego Milito–, esa supremacía que empujó para transformar al equipo en candidato. Eso fue ayer el 3-0 en Arroyito para Racing. Un triunfo para certificar credenciales, para confirmar certezas, para apuntalar la confianza, para dejar la ilusión a un paso del estallido.

Esa actitud estuvo ausente durante buena parte del primer tiempo, en la que los pibes de Central fueron los amos del partido, robándose la pelota y obligando a Saja a esforzarse para mantener un cero en el arco que llevaba tres partidos, como ese bombazo del chico Cervi (toda una promesa) que sacó por encima del travesaño.

Esa actitud se hizo presente de golpe, cuando debía, cuando Racing debía una respuesta. Esa combinación entre Voboril, Milito, Videla y Díaz, con la flagrante complicidad del línea Maidana, derribó todo lo que había producido Central con timidez. El equipo de Cocca no luce, pero es sumamente efectivo y dispone del suficiente carácter como para ser punzante en los momentos clave. Cuando Videla estrelló su remate en el palo, después de una magnífica habilitación de Milito, Díaz, un metro en offside, marcó el 1-0.

Con eso bastó para inflar el espíritu. Central se lanzó al empate y dejó grandes huecos, que Racing estaba dispuesto a aprovechar con inteligencia. Milito definió con categoría cuando eludió a Caranta, tras un gran pase en profundidad de Bou, para señalar el 2-0. El partido estaba completamente terminado y la reacción de Central, fuera de cuestión. Sólo había que ver hasta dónde era capaz Racing de estirar la cuenta, sabiendo que una combinación de resultados podía convertirlo en campeón a la noche. Milito volvió a marcar presencia al definir de manera magistral ante Caranta, tras un pase de Aued, para establecer el 3-0 cuando quedaban diez minutos de plena dominio.

Racing, al final de cuentas, se quedó con un éxito que le costó más de lo pensado y que ratificó su buen momento. No tanto en el juego, pero a base de resultados y efectividad edificó una campaña que lo deja a un paso de la gloria, después de 13 años. Esta quinta victoria consecutiva terminó siendo una declaración de amor por el título, una declaración de principios, una muestra de voluntad. Racing quiere ser campeón y no está dispuesto a dejarse derrotar tan fácilmente.


Estadio: Central.

Arbitro: Patricio Loustau.

Goles: 41m, Díaz (R), 64m y 80m, Milito (R).

Cambios: 46m, Becker (4) por Domínguez (C), 69m, Migone por Montoya (C) y Niell por Correa (C), 73m Hauche por Bou (R), Cerro por Díaz (R).

Compartir: 

Twitter
 

Diego Milito fue la gran figura de Racing en el estadio de Central, con una asistencia en el priemr gol y la autoría del segundo y del tercero. Jerarquía determinante.
Imagen: Sebastián Granata
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.