libero

Lunes, 1 de diciembre de 2014

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › EL CORDOBES SE CORONO MONARCA DEL SUPER TC2000 EN POTRERO DE LOS FUNES

La garra de Girolami para rugir campeón

Nunca estuvo en riesgo su título a lo largo de la carrera, que acabó ganando Facundo Ardusso. Venció sin atenuantes a su compañero Canapino y le dio a Peugeot el primer campeonato en la categoría desde 1995.

 Por Pablo Vignone

Apenas vio una cámara, eligió “dedicárselo a Guido (Falaschi), que siempre me acompañó”. Hasta en eso Néstor Girolami le ganó a Agustín Canapino, su compañero y rival, que un día antes había declarado la intención de dedicarle el título de Súper

TC2000 –si lo obtenía– al recordado piloto fallecido tres años atrás, cuya muerte muchos le atribuyen al flamante campeón, al punto de que está tácitamente prohibido en el Turismo Carretera, en el que no compitió este año. “Aquél fue el día más triste de mi vida”, afirmó, una vez coronado. ¿Habrá sido el de ayer el día más feliz?

Girolami ganó el título, el primero de Peugeot en 19 años, por cerebral y veloz. Después de una primera mitad de año pareja, en la que se las arregló para mantenerse en los primeros puestos de la tabla sin ganar, en plena interna con Canapino, volcó la situación a su favor con la victoria en los 200 Kilómetros porteños, en julio, pasó al frente con los triunfos en el callejero de Santa Fe durante septiembre y corrió con suma eficacia en las últimas pruebas. “Corrió un campeonato tremendamente inteligente, tanto arriba como abajo del auto”, lo elogió su ingeniero, Carlos Serpero.

Con esa inteligencia se borró de todas las peleas en el asfalto caliente de Potrero de los Funes, sin merodear siquiera la punta. “Siempre cedí la posición, vine cuidando.” El título nunca estuvo en riesgo y el quinto puesto en la pista, prueba de la cautela con la que manejó, se transformó en cuarto una vez que Canapino fue excluido por sus excesos sobre Werner (2º) y Pernía, el otro candidato al título al que puso fuera de combate.

“Me queda el consuelo de que mi viejo vuelve a ser campeón con Peugeot”, afirmó el arrecifeño. Alberto Canapino dirigía técnicamente la escuadra con la que la marca francesa había ganado el título de TC2000 de 1995, con Juan María Traverso al volante de un 405. “Ganó el que hizo mejor las cosas, el que menos se equivocó”, lo juzgó el propio Flaco en el podio triunfador, en el que se abrazaba con el titular de Peugeot Argentina, Gabriel Cordo Miranda, y con el responsable deportivo de la marca, Pablo Sánchez Liste, mientras lo saludaba el impecable ganador de la carrera, Facundo Ardusso.

“Me tocaron momentos muy difíciles todo el año –reconoció envuelto en laureles–. La victoria de los 200 Kilómetros me dio fe para pelear, los triunfos en el callejero me convencieron de que podía ser campeón, también fueron carreras muy lindas las de San Juan y Chile, porque vine de atrás y sumé muchos puntos. Mi auto nunca se paró, nunca me falló; no quería fallarle yo al equipo, que son unas fieras.” Unos leones, por supuesto.

La Carrera

STC2000. 12a fecha,

Potrero de los Funes.

21 vueltas, 131,670 km


Pos.Piloto Auto Tiempos
1 Ardusso Fiat 58m45s285
2 Werner Fiat a 3s792
3 Guerrieri Toyota a 4s424
4 Girolami Peugeot a 10s318
5 Fontana Chevrolet a 18s746
6 Vivian Chevrolet a 19s573


Promedio del ganador: 134,460 km/h

Record: Ardusso, en la 10, 2m28s198 a 152.310km/h

Campeonato (posiciones finales): Girolami (campeón) 208 puntos; Pernía, 171,5; Fontana, 171; Ardusso, 165; Canapino, 159; Werner, 157.

Próxima carrera: 29 de marzo de 2015 en escenario a definir.

Compartir: 

Twitter
 

Néstor Girolami besa la copa del campeonato de Súper TC2000 en el podio puntano.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.