libero

Lunes, 27 de julio de 2015

FUTBOL › EL EQUIPO DEL VASCO CERRO LA JORNADA CON UN TRIUNFO POR 1-0 SOBRE BELGRANO EN CORDOBA

Boca lo ganó de guapo, con dos hombres menos

Tras un mal primer tiempo, donde encontró la ventaja con un gol de Gago, el puntero del torneo de Primera División sobrevivió a las expulsiones de Pérez y Peruzzi, que el equipo de Zielinski no supo cómo aprovechar.

 Por Juan José Panno

Sufrido, muy sufrido, exigido, trabajoso fue el triunfo de Boca ante Belgrano, en Córdoba. El 1 a 0 caminó por la cornisa durante casi todo el segundo tiempo y de un modo muy especial en los últimos 25 minutos cuando las expulsiones de Pablo Pérez y Peruzzi inclinaron la cancha hacia el arco de Orion. Justamente contra Belgrano, un equipo especialista en dar vuelta los partidos en el segundo tiempo, Boca vio venir la noche, pero con un gran despliegue y mucha firmeza para rechazar los centros que caían consiguió los tres puntos que le permiten mantenerse en lo alto de la tabla con tres puntos de ventaja sobre River y San Lorenzo, sus perseguidores.

Boca fue un poquito más en un primer tiempo en el que hubo una sola situación de gol, la que terminó en la red de Olave, en la que hubo algunos rebotes de flipper, pero tuvo un inicio muy destacable. Ya en el partido de la semana pasada contra Quilmes Tevez había metido tres o cuatro pases punzantes para la subida de los laterales, a ras del piso y esta vez repitió en la jugada del gol. Llegando de frente en tres cuartos de cancha levantó la cabeza y lo vio a Peruzzi que subía por el lateral y se la entregó redondita. Peruzzi tiró el centro, Gago le quiso dar de derecha la pelota rebotó en dos defensores locales y le volvió a Gago quien esta vez le dio de zurda con más dirección que potencia. Olave alcanzó a tocar la pelota, peor no hizo más que levantarla para que terminara inflando la red. El gol, sacudió un poco la modorra de un partido que ofrecía muy poco. El combo de marca a presión, roces, infracciones, simulaciones, pases equivocados, rechazos apurados y pelotazos largos conducía al embole generalizado. Arruabarrena apostó al buen juego en el medio y por eso lo puso al chico Bentancur y sacrificó a Palacios que había jugado un buen partido ante Quilmes. Con el uruguayito volcado sobre la izquierda aspiraba a mantener la posesión de la pelota y darle salida prolija para abastecer a Tevez y Calleri y en un primer momento pareció que lo iban a conseguir pero después los volantes se fueron diluyendo en la confusión generalizada.

Belgrano, por su parte, jugaba la mayoría de sus fichas a la gambeta del chico Zelarrayán y algún centro que sorprendiera a la defensa de Boca, pero no consiguió demasiado en esa primera mitad.

El dato más concluyente que explica por si solo esos 45m iniciales fue que hubo una sola situación clara de gol, esa que se dio a los 37 minutos y terminó con el zurdazo de Gagio y la pelota en la red.

En la segunda parte Belgrano salió más decidido a jugar el partido en otro terreno y Boca se plantó para encontrar en un contraataque a Calleri o a Tevez. Cuando a los 15 minutos Pablo Pérez, que juega bien pero muy seguido se le va la pierna, se fue expulsado por doble amarilla, Boca empezó a darse cuenta que había que rodearlo a Orion. Belgrano inició el bombardero de centros. Desde la derecha,. Desde la izquierda, frontales, buscando la cabeza de Obolo, un rebote, una falla de los defensores. Pudo empatar Parodi, con dos remates de muy cerca en una jugada muy confusa. Orion tapó el primer tiro y en el segundo la pelota se fue Pudo empatar Obolo, en un centro que no llegó a conectar. Lo pudo empatar Márquez y se cayó. Era para preguntarse cuánto tiempo más podía resistir Boca. Y encima a los 23 m Peruzzi se ganó la roja directa. Nueve contra once, todo el equipo visitante a defender y solo Tevez contra el mundo arriba. Belgrano no empató porque Luján solo frente a Orion desvió el remate, pero sobre todo porque abusó de los centros y eso facilitó la defensa heroica del rival. La efectividad de Boca en su única situación de gol queda como exiguo argumento para justificar una victoria tan sufrida como festejada.


Estadio: Mario Alberto Kempes.

Arbitro: Diego Abal.

Goles: 36m Gago (B).

Cambios: 46m Tobio por Rolín (B), 63m Meli por Bentancur (B), 66m Rigoni por Prediger (B), 69m Luján por Sarabia (B), 70m Fuenzalida por Calleri (B), 78m Velázquez por Alvarez (B).

Incidencias: expulsado P. Pérez (B) y 67m expulsado Peruzzi (B).

Compartir: 

Twitter
 

Tevez, de lo mejorcito junto con Erbes y Gago.
Imagen: Fotobaires
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.