libero

Lunes, 13 de noviembre de 2006

CONTRATAPA › ARRANCO MAL EN EL MASTERS DE SHANGHAI

Lo de Nalbandian fue cuento chino

Esta vez no hubo posibilidad de vencer al suizo Roger Federer como en la final del 2005. El flojo primer saque le complicó el partido al cordobés.

El Masters de tenis del 2006 arrancó al revés de como terminó el año pasado: el suizo Roger Federer remontó la carga inicial de David Nalbandian para adjudicarse el triunfo en Shanghai. El número uno del mundo perdió la final del 2006 después de haberle ganado los dos primeros sets al argentino. Esta vez fue Nalbandian el que se adelantó adjudicándose la primera manga por 6-3, pero el suizo reaccionó y se llevó las dos siguientes y el partido por 6-1 y 6-1.

“La actuación fue buena”, analizó Federer su partido como un cirujano. “Salir ganador del primer partido es siempre crucial en la fase de grupos”, agregó.

El suizo se adjudicó el primer triunfo en el grupo rojo en 90 minutos y mantuvo su impecable balance en la fase de grupos. En su quinta participación en el “torneo de maestros”, Federer suma ya 18 victorias y sólo dos derrotas, la de la final el año pasado y en semifinales en el 2002 ante el australiano Lleyton Hewitt.

“En el primer partido todo el mundo está al ciento por ciento y quiere empezar bien”, afirmó. “Las razones para ganar hoy eran enormes para mí, así que estoy contento de haber ganado. El tuvo algunos problemas al final.”

En días anteriores, el suizo aseguró que no había un ápice de revancha y, aunque admitió que el triunfo fue especial, insistió en que la estructura del torneo lo hace diferente. “No siento que me vengué, porque él podría remontar y ganarme después en la final si vuelve a jugar bien. Veremos qué pasa en los próximos días.”

Federer sumó 30 golpes ganadores y nueve saques directos. Quebró el saque del argentino en seis de las siete oportunidades que tuvo, y cedió el suyo en tres ocasiones, todas ellas en su frágil primer set.

“Intenté quebrar pronto en el segundo set, lo conseguí y pude mantenerlo”, afirmó el suizo, que sumó su victoria número 88 del 2006, con sólo cinco derrotas. “Ahí lo dominé. En el tercer set, el momento estaba de mi lado y pude jugar con más libertad.”

Federer intenta en Shanghai ser el primero en ganar el Masters tres veces desde que el estadounidense Pete Sampras ganó en 1999 el último de sus cinco Campeonatos de la ATP, como se denominaba antes el torneo que cierra la temporada.

Nalbandian, por su parte, admitió que tuvo dificultades. “Al principio no pude sacar bien, y sin eso no podía luchar. En el segundo y tercer sets mi nivel bajó un poco. Pero sin la ayuda del primer servicio es bastante difícil.”

Pese al revés, el argentino se mostró calmado. “Todavía no estoy eliminado. Ahora tengo que ganar dos veces, y si juego bien, sé que puedo ganar los dos partidos.” Un dato está a favor del argentino: el año pasado también arrancó con derrota ante Federer y al final levantó el título.

Su próximo rival será mañana ante el estadounidense Andy Roddick, que ayer se impuso a Ivan Ljubicic 6-4, 6-7 (9-11), 6-1 y puso así fin a la racha de dos victorias seguidas que llevaba el croata en sus choques particulares. “Saqué y devolví bien. Creo que todavía puedo pegar mejor a la pelota desde el fondo, pero fue una actuación bastante sólida.”

Con los resultados del debut, Federer y Roddick dieron un importante paso hacia las semifinales. Una victoria más en los dos partidos que restan les permitirá acceder directamente a la siguiente ronda.

El grupo dorado comenzaba esta madrugada. Rafael Nadal se medirá con el estadounidense James Blake, mientras el también español Tommy Robredo lo hará ante el ruso Nikolai Davydenko.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.