libero

Lunes, 27 de junio de 2011

CONTRATAPA › DE AQUEL CAMPEóN DEL CLAUSURA 2008 A ESTA DURA REALIDAD

La caída

Nunca los hinchas de River podrían haber imaginado que aquel último título, el del Clausura 2008, señalaba el punto de partida de un deslizamiento inevitable hacia la pérdida de la categoría, una realidad que muchos no avizoraron, sino hasta el minuto final y que todavía provoca incredulidad pese a que las señales pudieron haberse leído.

Tras cuatro temporadas de sequía y de un marcado desequilibrio en sus finanzas, el entonces presidente José María Aguilar contrató como entrenador a Diego Simeone. Así, el equipo de la banda roja conquistó el título de campeón en una campaña que estuvo lejos de figurar entre las mejores de su rica historia.

Entre los jugadores de aquel plantel se destacaban el chileno Alexis Sánchez, el uruguayo Sebastián Abreu, el colombiano Radamel Falcao García, Leonardo Ponzio, Ariel Ortega y Diego Buonanotte, que terminó siendo el goleador del equipo.

Los rasgos de debilidad e inconsistencia de aquel equipo quedaron expuestos en el torneo siguiente, el Apertura 2008, en el que sumó 10 puntos en 14 partidos, cayó al último puesto clasificatorio y se quedó sin técnico a causa de la dimisión de Simeone, quien logró 20 triunfos en 45 encuentros locales e internacionales.

A Simeone le sucedieron cinco entrenadores más: Gabriel Rodríguez, Néstor Gorosito, Leonardo Astrada, Angel Cappa y el actual, Juan José López, y solamente obtuvo 34 triunfos en 114 partidos.

A Gorosito lo despidió Aguilar, cuyo sucesor, Daniel Alberto Passarella, le pidió la renuncia al entrenador que lo siguió, Astrada, porque ya tenía arreglada la incorporación de Cappa. Este dirigió los últimos cinco partidos del Clausura 2010, y con él en el banco, el equipo sacó nueve puntos. La última temporada arrancaba con una ilusión.

Cappa estuvo al frente del plantel solamente en los primeros 13 partidos del Apertura 2010; en los primeros encuentros, inclusive, River se subió a la punta de la tabla. Pero luego los resultados no fueron los mejores, el equipo sufrió una racha de siete partidos sin ganar y el entrenador fue desplazado.

Allí llegó López, autocalificado como “soldado de Passarella”. Con un planteo más conservador, River llegó a pelear la punta del actual torneo, hasta que comenzó su racha negativa, acentuada en condición de local. Con el de ayer sumó nueve partidos sin poder ganar (cinco empates, cuatro derrotas), sobre un total de 20 encuentros jugados en el 2011.

De aquel plantel campeón tres años atrás, a nombres como el uruguayo Robert Flores, el paraguayo Javier Cohene Mereles, el peruano Josepmir Ballón, Fabián Bordagaray, Martín Galmarini y Gustavo Canales, la diferencia puede explicar en parte la debacle. No toda, seguramente.

Las campañas del descenso

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Gonzalo Martinez
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.