libero

Lunes, 12 de noviembre de 2012

CONTRATAPA › JUAN MARTíN DEL POTRO TERMINó UN AñO TREMENDO

Lo dio todo

Cayó en la semifinal del Masters de Londres ante el mejor tenista del momento, Novak Djokovic, quien lo consideró uno de los que pueden ganar Grand Slam con asiduidad. “Quiero ser parte de esa lista de nombres”, afirmó el tandilense.

”Mi objetivo el próximo año es luchar en todos los Grand Slam con ese grupo en el que están Djokovic, (Roger) Federer, (Rafael) Nadal y (Andy) Murray. Quiero ser parte de esa lista de nombres.” Juan Martín Del Potro, número uno del tenis argentino, se llevó todos los aplausos del público pese a su derrota con el serbio Novak Djokovic por 6-4, 3-6, 2-6 y su eliminación en las semifinales del Masters de Londres. Las casi 18 mil personas que estuvieron en el moderno estadio O2 Arena, en la zona de Greenwich, sudeste de la capital inglesa, le reconocieron al tandilense el esfuerzo y sus toques de distinción que lo llevaron a estar entre los cuatro mejores del último torneo de la temporada.

Esos aplausos se convirtieron en ovación en más de una oportunidad, sobre todo en los dos quiebres que tuvo Del Potro, y especialmente en el del tercer game del segundo set, luego de un incansable peloteo con el líder del ranking mundial.

“No sé si estoy jugando mejor ahora que en 2009, pero haber estado en la semifinal de este torneo es algo fantástico. Hemos llegado Federer, Djokovic, Murray y yo, los mismos que en los Juegos Olímpicos”, rememoró el tandilense, que cerró un año de brillo, con la medalla de bronce lograda en los Juegos Olímpicos de Londres, en el césped de Wimbledon, más los títulos de Basilea, Viena, Estoril y Marsella, y el séptimo escalón del ranking mundial.

Entre punto y punto, desde los cuatro rincones del estadio se escuchaba un “¡Vamos Delpo!” de varios de los argentinos que estuvieron alentando. El público británico, más tímidamente, también se animó a entonar un “¡let’s go, Delpo, let’s go!”, sobre todo en los momentos más difíciles del tercer set, cuando el tandilense estaba tan ofuscado con su juego, que tiró una toalla hacia arriba en vez de entregársela a la chica alcanzapelotas. Muchos de los fanáticos argentinos pudieron comprar la entrada a último momento, desde la reventa online de la página oficial del torneo, gracias a que el local, Andy Murray, salió segundo de su grupo e ingresó en otra llave.

“Creo que fui avanzando poco a poco durante todo el año. En febrero perdí con Federer fácil, en una superficie igual a ésta. Después de muchos meses le he ganado dos veces seguidas, así que siento que he evolucionado”, explicó. “También soy realista, sé que sigue habiendo diferencia, y eso es lo que me motiva para encarar la pretemporada.”

Del Potro no puso excusas ni le restó méritos a su rival, el mejor tenista del mundo en la actualidad. “A mí no me pasó nada. Sencillamente Nole mejoró su juego en mitad del segundo set, hasta el final. Estuve cerca de ganar el partido, pero él lo mereció”, comentó. “Creo que jugué dos buenos primeros sets, pero al final él es el número uno del mundo y si no juegas todo el partido a tu mejor nivel, es muy difícil ganarle.”

Djokovic tuvo tiempo para elogiarlo. Del Potro “ya sabe lo que es ganar un gran torneo, el Abierto de Estados Unidos, sabe lo que se siente. El es claramente uno de los que está detrás de los cuatro grandes nombres y pueden ganar un Grand Slam”, afirmó el serbio.

“Saca muy bien. Sabía de antemano que la clave para mí sería la devolución. Al final del primer set no lo hice bien y tampoco al inicio del segundo”, analizó Djokovic, quien admitió haber cometido demasiados errores no forzados en los primeros juegos de la semifinal.

El serbio jugará la final contra el suizo Roger Federer, quien ayer superó en la otra semifinal al escocés Andy Murray, en dos sets, 7-6, 6-2. El encuentro comenzará a las 16:30 (televisa ESPN).

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.