libero

Lunes, 17 de diciembre de 2007

NATACIóN › NALBANDIAN SE QUEDO CON LA COPA ARGENTINA

El mejor tenista del 2007 venció al más sorprendente

Juan Mónaco, el argentino que más títulos ATP ganó en la temporada, no pudo frenar al cordobés top-ten en el torneo sobre piso duro que se jugó en el Buenos Aires Lawn Tennis.

David Nalbandian cerró un gran año de la mejor manera, ganándole a Juan Mónaco 6-4, 7-5 y quedándose con la Copa Argentina Peugeot. El cordobés terminó el 2007 en su mejor nivel y se ilusiona con un 2008 peleando mano a mano con Federer por el escalón más alto del ranking. “Jugué varios partidos en un gran nivel. Quizás en la final no pude demostrar todo mi juego pero se ganó y eso es lo importante. Hay que seguir así para empezar el año que viene de la mejor forma”, afirmó Nalbandian, quien consiguió su segunda Copa Argentina. El tandilense, en tanto, cumplió el año más exitoso de su carrera y mira de más cerca a los top-ten.

El final del año encontró a los dos exponentes más exitosos del tenis argentino en 2007 cara a cara en el Buenos Aires Lawn Tennis y sobre piso duro. De un lado de la red, Nalbandian, el mejor de la legión. Luego de un inicio irregular tuvo un grandioso cierre de temporada con dos títulos de Masters Series consecutivos (Madrid y París) y victorias ante Federer, Nadal, Djokovic y compañía que lo dejaron noveno en el mundo.

Del otro, Mónaco, quien en el primer semestre consiguió los primeros títulos de su carrera (Buenos Aires, Portschach y Kitzbühel) y redondeó su mejor año, terminando en el puesto 23º. Ayer, más distendidos, con menos presiones pero con ráfagas de gran tenis, protagonizaron la final del último torneo del año.

Desde el inicio Nalbandian demostró que está en un nivel en el que se hace muy difícil vencerlo. Si bien no lució como en la semifinal ante Chela, estuvo muy sólido con su saque –metió cinco aces–, y oportuno ante las pocas chances que le cedió Mónaco, al que quebró en el quinto game y eso le alcanzó para quedarse con el primer parcial por 6-4.

En el segundo Nalbandian comenzó quedándose con el saque de Mónaco y allí parecía gestar un triunfo cómodo, pero el tandilense emparejó rápido las cosas en el cuarto juego y tomó confianza. Sobre el final, volvió a aparecer David, quebró a Mónaco y se quedó con la Copa.

El de Unquillo ya había obtenido este trofeo en 2005. En tanto, Guillermo Cañas, ausente en esta edición por lesión, ganó en 2003 –la primera edición– y 2006 y Gastón Gaudio consiguió el restante en 2004.

El futuro asoma auspicioso tanto para Nalbandian como para Mónaco. El cordobés, con un equipo de trabajo consolidado –liderado por Martín Jaite– intentará en 2008 desde el orden y el esfuerzo pelear por el primer lugar del ranking mundial y luchar por ganar un Grand Slam. El tandilense, en tanto, tendrá como objetivos primero encontrar una regularidad que le permita continuar esta buena senda y luego intentar dar el gran salto al grupo de los tenistas de elite. Además, juntos serán piezas vitales en el equipo argentino que buscará el sueño postergado de la Copa Davis.

Compartir: 

Twitter
 

David Nalbandian cerró el año a todo nivel con la Copa Argentina.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.