libero

Lunes, 20 de junio de 2005

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › SOLO SEIS COCHES LARGARON EL GRAND PRIX

La Fórmula 1 protagonizó un auténtico papelón en EE.UU.

Sólo corrieron Ferrari, Jordan y Minardi; ganó Michael Schumacher.

Por Volker Gundrum
Desde Indianapolis

Michael Schumacher se reencontró con el triunfo en el Grand Prix de Estados Unidos, en medio de un escándalo sin precedentes en la Fórmula 1: apenas seis autos fueron de la partida, después que las siete escuderías equipadas con neumáticos Michelin decidieran no participar de la carrera por razones de seguridad. Sólo las escuderías Ferrari, Jordan y Minardi, que utilizan neumáticos Bridgestone, participaron de la novena carrera de la temporada. El coequiper de Schumacher, el brasileño Rubens Barrichello, fue segundo, mientras que el portugués Tiago Monteiro (Jordan) ocupó el tercer escalón del podio.
En una farsa de carrera, que según el director deportivo de Red Bull, Helmut Marko, podría “significar el fin de la Fórmula 1”, cruzaron la meta luego el indio Narain Karthikeyan, también con Jordan, y los pilotos de Minardi, el holandés Christijan Albers y el austríaco Patrick Friesacher. Los 14 coches con neumáticos Michelin se quedaron en los boxes tras correr la vuelta previa, y después del fracaso de la propuesta de construir una chicana en la curva de la recta, para reducir su velocidad.
La victoria del campeón Schumacher –la número 84 de su carrera y la primera de la temporada– quedó totalmente opacada por la deserción masiva de los coches con Michelin. La casa francesa había comunicado a los siete equipos que utilizan sus productos que no podía garantizar la seguridad de sus pilotos y les recomendó no correr el Gran Premio a menos que se construyera la chicana.
“Llegamos a la conclusión de que no competiríamos con estos neumáticos con la actual configuración del circuito”, señaló Michelin en una carta enviada a la FIA. Peter Sauber, jefe de la escudería que lleva su nombre, dijo: “No teníamos otra posibilidad, no nos permitían correr”.
A pesar de ese marco, Michael Schumacher y Barrichello intentaron brindar un buen espectáculo. A 22 vueltas del final casi se tocan cuando el alemán salía de boxes, y el brasileño aceleraba para quedarse en el primer lugar. Pero Barrichello movió el volante y se fue al pasto, evitando un choque que hubiera sido una nueva ironía, con apenas seis autos en pista.
“Fue una carrera extraña. Me hubiera gustado luchar la carrera en circunstancias normales. Teníamos un buen auto y claras posibilidades de ganar con todos los coches sobre el circuito”, afirmó Schumacher tras su victoria. “Este es un mal día para la Fórmula 1 –dijo el jefe de la escudería McLaren–Mercedes, Ron Dennis–. Esto demuestra con claridad los problemas que permanentemente tenemos en la búsqueda de soluciones conjuntas.” Jarno Trulli (Toyota), que debía partir desde la pole-position, opinó decepcionado: “Es una vergüenza. Hoy se le hizo daño a la Fórmula 1 y al deporte en general”.

Promedio del vencedor: 204,648 km/h.

Record de vuelta: Schumacher, en la 48ª, 1m11s497, a 211,074 kms/h.

Campeonato del mundo: Alonso, 59 puntos; Raikkonen, 37; M. Schumacher, 34; Barrichello, 29; Trulli, 27; Heidfeld, 25.

Campeonato de constructores: Renault, 76 puntos; McLaren-Mercedes,

Ferrari, 63. Próxima prueba: 3 de julio en Magny-Cours.

Compartir: 

Twitter
 

LARGADA EN INDIANAPOLIS: SOLO SEIS COCHES DE F-1 EN LA PARTIDA.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.