libero

Lunes, 23 de febrero de 2009

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › RECHAZAN OFERTA PARA SALVAR AL EQUIPO

No le pusieron Honda

Bernie Ecclestone reveló ayer que quiso pagar para salvar a la escuadra de Fórmula 1 y poner a Bruno Senna, sobrino de Ayrton, en uno de los autos, pero que se negaron al acuerdo.

El dueño de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, hizo una oferta de salvación al equipo Honda por 100 millones de libras esterlinas que fue rechazada por los responsables de la escudería, según afirmó el manager en una entrevista publicada ayer en Londres.

“Deberían haber aceptado lo que les ofrecí. Era una buena oferta para todos los interesados”, cita el periódico News of the World a Ecclestone, de 78 años. “Ahora sólo podemos confiar y rezar”, comentó el propietario del holding creado en torno de la Fórmula 1 sobre el futuro del equipo japonés.

Tras el anuncio del retiro del constructor de automóviles nipón en diciembre, el equipo de Fórmula 1 busca un comprador para poder empezar la temporada 2009. Si Honda no puede arrancar el torneo, el Mundial comenzará con apenas 18 autos. Dos décadas atrás, en 1989, la Fórmula 1 tenía 40 autos en cada carrera.

El director técnico del equipo, Ross Brawn, y el director general, Nick Fry, habrían tenido cada uno el 17,5 por ciento de las participaciones del equipo, según el modelo de salvación propuesto por Ecclestone, quien deseaba como piloto al brasileño Bruno Senna, sobrino del malogrado Ayrton Senna, fallecido hace 15 años y transformado ya en una leyenda.

“Habría sido fantástico para todos tener de nuevo el nombre de Senna en la Fórmula 1”, dijo Ecclestone. El brasileño confía en obtener una butaca de piloto titular; pero a poco más de cuatro semanas para el comienzo del Mundial en Melbourne, con el Grand Prix de Australia, el 29 de marzo, sólo tiene la opción de Honda.

Aunque Richard Branson, el dueño de la multinacional Virgin, y otros multimillonarios han mostrado su interés por el equipo y por dar el salto así a la clase reina del deporte del motor, la salvación del equipo sigue siendo dudosa. “Si perdiéramos a McLaren, Ferrari o BMW, la gente se preguntaría cómo van a seguir las cosas; pero no creo que con Honda sea el caso”, opinó Ecclestone.

En diciembre, Brawn anunció que las reservas del equipo llegarían hasta el comienzo de la temporada, el 29 de marzo en Australia. ¿Y después? “Creo que nadie sabe qué va a ser de Honda”, dijo Ecclestone. O se acepta su oferta, se vende a Branson o hay que poner fin a todo: ésas son las opciones que ve el magnate de la Fórmula 1.

Branson pone condiciones. “Pienso que la Fórmula 1 debe ser organizada de manera que los equipos puedan realmente ganar dinero en lugar de perderlo”, dijo el sábado a la BBC. Hay errores que deben ser corregidos “antes de que entremos en la Fórmula 1”, opinó. Aparte del aspecto financiero, la tecnología verde desempeña para el magnate un papel decisivo en su pretensión de intervenir en el automovilismo. “Competir con combustible limpio sería ejemplar para los autos normales”, subrayó el multimillonario. Algo que difícilmente suceda en un futuro cercano.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.