libero

Lunes, 8 de septiembre de 2014

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › FORTíSIMO ACCIDENTE, SIN CONSECUENCIAS, EN EL SúPER TC 2000

Las calles se ponen cada vez más duras

Emiliano Spataro se quedó sin frenos cuando viajaba a 230 km/h y chocó con su Renault al Fiat de Mariano Werner. Los dos pilotos salieron ilesos, pero ambos autos quedaron prácticamente destruidos. La elección del impacto fue providencial.

 Por Pablo Vignone

Desde Santa Fe

Emiliano Spataro frenó como de costumbre, para bajar de casi 230 km/h a 70 km/h, lo suficiente como para afrontar la chicana del boulevard. Pero los frenos, a más de 1100 grados de temperatura a causa del brutal esfuerzo en el circuito callejero, no respondieron. A 220 km/h, el Renault se transformó en un misil con promesa de tragedia...

“Cuando el coche no frenó, me asusté un poco, tardé un instante en reaccionar.” Spataro lo cuenta con el rostro todavía pálido, aterrado. “No sabía a qué apuntarle, y busqué lo más blando para pegar: la cola del auto de Mariano (Werner).” A tremenda velocidad, el piloto de Lanús resolvió en un instante y apuntó la trompa de su bólido contra la cola del Fiat del entrerriano, que doblaba prolijamente la chicana.

“Venía mirando lo mío y siento un golpazo de atrás”, alcanzó a explicar Werner antes de ser retirado, ileso, del circuito para ser sometido a una revisación en un sanatorio cercano. “No le quedó otra”, reflexionó, dándole la derecha a quien lo había chocado.

Fue un bombazo en pleno boulevard, que sacudió la carrera con que el Súper TC 2000 cerraba su fin de semana en el callejero santafesino. Werner y Spataro eran sexto y séptimo, respectivamente, y no se había disputado una decena de vueltas cuando los frenos franceses claudicaron. El nuevo circuito santafesino, con más curvas, exige mucho los frenos; en la carrera nocturna del sábado se registraron problemas; ayer, bajo un sol radiante, con más temperatura ambiente, el problema se agravó. Spataro venía en cuarta a fondo. “Le pedí mil disculpas a Mariano, dañé mucho su auto, pero no tenía otra alternativa”, se lamentó Spataro.

La otra alternativa era espantosa: seguir de largo por la calle de escape, que terminaba en un murallón de cubiertas y un paredón; detrás, los boxes. Aun después de pegarle al coche de Werner, la máquina de Spataro, también golpeada, pero habiendo perdido bastante energía en el impacto, siguió por la pista, paralela a la vía de escape, mucho más allá del límite de ésta. Lo que habilita a pensar que si Spataro no hubiera tenido esa reacción casi instantánea, su Renault lanzado a fondo por la calle de escape pudo haber causado una tragedia. Un tema para revisar en futuras ediciones de lo que ya es un clásico del Súper TC 2000.

La carrera

STC 2000.

8ª fecha, Santa Fe.

23 vueltas, 73,600 km.


Pos. Piloto Auto Tiempos
1º Girolami Peugeot 52m30s673
2º Canapino Peugeot a 2s637
3º Ledesma Fiat a 3s783
4º Pernía Renault a 4s721
5º Vivian Chevrolet a 8s722
6º Ardusso Fiat a 11s981


Promedio del ganador: 84,096 km/h.

Record de vuelta: Girolami, en la 2ª, 1m36s797, a 119,012 km/h.

Campeonato: Girolami, 142 puntos; Fontana, 129; Ardusso, 114; Werner, 110; Canapino, 109; Spataro, 98.

Próxima fecha: 5 de octubre en San Juan.

Compartir: 

Twitter
 

Así quedó el Fiat de Mariano Werner tras la colisión que provocó Emiliano Spataro.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.