libero

Lunes, 15 de enero de 2007

TENIS › TENIS NALBANDIAN DEBUTA EN AUSTRALIA ANTE EL SERBIO JANKKO TIPSAREVIC

David, por el gran objetivo

El cordobés se fijó como meta para 2007 obtener un Grand Slam, y desde hoy se empieza a jugar su chance en el Melbourne Park. Tiene un cuadro favorable, pero su estado físico genera dudas.

No prometió marginar de su vida el rally, una de sus grandes pasiones. Tampoco aseguró que peleará por destronar de la cima del ranking al suizo Roger Federer. A la hora de planear cuáles serían sus metas para 2007, David Nalbandian no dudó: “Quiero ganar un Grand Slam”. Con este ambicioso objetivo como principal motivación, el cordobés pondrá en marcha su sueño cuando se enfrente, en la jornada que arranca a las 21.30, ante el serbio Jankko Tipsarevic, en la primera ronda del Abierto de Australia. El unquillense –que no llega en su plenitud física– tendrá, además, la obligación de defender una gran cantidad de puntos, producto de las semifinales alcanzadas en la edición del año pasado, cuando cayó ante el chipriota Marcos Baghdatis.

El sorteo, como es habitual, destruyó y alimentó las renovadas esperanzas de los jugadores. En el segundo grupo se ubica Nalbandian: en su debut chocará ante Tipsarevic (64º), un serbio que pese a que nunca perdió en primera ronda en Australia –sólo jugó dos ediciones– llega al primer Grand Slam de la temporada con el antecedente de haber perdido en su debut en Adelaida y Auckland, torneos previos sobre cemento.

De vencer, tampoco debería tener problemas para avanzar a la tercera rueda, ya que se enfrentaría ante el ganador del duelo entre el escocés Alan Mackin (270º) y el ecuatoriano Nicolás Lapentti (69º). A partir de allí, el cordobés deberá luchar por la zona baja del cuadro con jugadores como el francés Sebastien Grosjean, el alemán Tommy Haas, el checo Tomas Berdych y el ruso Nicolai Davydenko, aunque lo más importante es que viaja por el sector del cuadro que encabeza el español Rafael Nadal, por lo que sólo jugaría ante Federer, defensor del título, en una eventual final.

La incógnita será saber hasta dónde aguantará su físico. El cordobés arrastra una tendinitis en la rodilla izquierda que lo obligó a retirarse de un torneo de exhibición, en Melbourne, luego de perder frente al ruso Marat Safin. Tampoco llega en su mejor nivel: en su primer partido del año perdió en la primera ronda de Chennai, India, ante el dinamarqués Kristian Pless en tres sets. Sin embargo, un buen antecedente para pensar en que Nalbandian puede llegar a las instancias finales es el notable rendimiento que despliega en los Grand Slam, donde alcanzó las semifinales en Roland Garros 2004 y US Open 2003 y la final en Wimbledon 2002 (único argentino en lograrlo).

Otro de los desafíos que afrontará el cordobés es la defensa de puntos. Nalbandian deberá ratificar un colchón de 450 puntos, producto de las semifinales alcanzadas el año pasado, en las que cayó frente a Baghdatis en cinco sets, después de ganar los dos primeros. El unquillense, que nunca perdió en primera ronda, también llegó a los cuartos de final en 2003, 2004 y 2005, donde cayó ante el alemán Rainer Schuettler, Federer y el australiano Lleyton Hewitt, respectivamente. “Ganar un Grand Slam.” Ese es el objetivo. Ahora es el turno de que Nalbandian comience a darle forma.

Producción: Hernán Matz.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.