libero

Lunes, 22 de abril de 2013

TENIS › DJOKOVIC VENCIó A NADAL EN LA FINAL DEL MASTERS 1000 DE MONTECARLO

Le ganó en el patio de su casa

El español iba en busca del record de nueve títulos consecutivos en el Principado, donde no perdía desde que tenía 16 años, pero el número uno del mundo se lo impidió con una cómoda victoria en dos sets que le entrega mucha confianza, pensando en Roland Garros.

Ningún objetivo parece imposible para el serbio Novak Djokovic. El número uno del mundo ganó ayer su primer título del Masters 1000 de Montecarlo al derrotar en la final 6-2, 7-6 (7-1) al español Rafael Nadal, que de esa manera no pudo conseguir el record de nueve títulos consecutivos en un certamen, marca inédita en la historia del tenis.

Una de las más grandes series de victorias en un torneo terminó con el triunfo del número uno mundial, quien logró su primer título en Mónaco, donde reside, con lo que ganó confianza de cara a Roland Garros, su principal objetivo en esta temporada, que comienza hacia fines de mayo. Con este triunfo, Djokovic se convirtió en el segundo tenista en derrotar a Nadal en Montecarlo después que lo hiciera el argentino Guillermo Coria en la temporada 2003, cuando Nadal apenas tenía 16 años.

Desde entonces, el manacorí se había impuesto a todos sus rivales, con un total de 46 victorias seguidas en este torneo que, aún más que Roland Garros, se ha convertido en su jardín particular. Sin embargo, durante esta semana, el número cinco del ranking mostró signos de fragilidad inéditos, que la calidad del serbio, quien sufrió un esguince de tobillo al comienzo del torneo monegasco que lo perturbó en su juego, dejó en evidencia.

El comienzo de la final se vio postergado al menos durante tres cuartos de hora a causa de un intenso chaparrón. Djokovic tuvo a su disposición al menos cinco bolas para llevarse el primer set en blanco (6-0), algo que nadie ha logrado ante el español sobre polvo de ladrillo desde que lo hiciera el suizo Roger Federer hace seis años en la final del torneo de Hamburgo, Alemania. “Fue una victoria muy emocionante, muy especial para mí porque vivo aquí y por lo que viví en las dos últimas semanas. Siempre quise ganar este torneo, lo que me da mucha confianza para el futuro. Quiero ganar Roland Garros, no es un secreto...”, destacó el vencedor.

Djokovic dejó en claro que atraviesa un momento de gran forma y que parece haberle encontrado la manera de derrotar al español, al que venció ocho de las once últimas veces que se enfrentaron, por más que Nadal todavía lidera el historial 19-15. “Sabía que si jugaba mi mejor tenis tenía chances de ganar. Los ocho primeros juegos fueron increíbles, no podía jugar mejor sobre polvo de ladrillo, y es lo que hay que hacer para ganarle a Rafa”, indicó el serbio.

Menos rápido en la cancha, Nadal cometió 16 errores no forzados solamente en el primer set, algo poco habitual, sobre todo con su revés. A su favor puede descargarse diciendo que tras ganar tres torneos sobre cuatro, durante toda la semana ha sentido “dolores en todas partes” del cuerpo. Aun así reaccionó en el segundo set, en el que siempre tuvo un break de ventaja y sirvió en 6-5 para ganarlo. Sin embargo, el jugador de Belgrado le quebró el saque en un juego blanco y se impuso con facilidad en tie break, para superar al español por tercera vez en una final sobre arcilla, tras las de Roma y Madrid, ambas en 2011.

Con su 37º título, el 14º en un Masters 1000, Djokovic, de 25 años, se aprontó de la mejor manera para Roland Garros, cuya final perdió el año pasado frente al propio Nadal. En su palmarés de Masters 1000, al serbio sólo le falta quedarse con el título de Cincinnati.

Compartir: 

Twitter
 

Espectacular imagen del número uno del mundo, que le ganó a Nadal la final de su torneo preferido.
Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.