libero

Lunes, 5 de diciembre de 2005

DEFIENDE SU TITULO MUNDIAL MOSCA EN PARIS

Narváez es amplio favorito

 Por Daniel Guiñazú

Si sólo los antecedentes valieran a la hora de considerar una pelea, no habría dudas: Omar Narváez es amplio favorito para retener por séptima vez su título de campeón mundial mosca OMB esta tarde ante el francés Bernard Inom. Pero como el estado del argentino es una incógnita porque arrastra una lesión en la muñeca izquierda que le impide aplicar sus mejores golpes, una gran incógnita se cierne sobre el resultado del combate a 12 rounds que se realizará en el Palace Omnisports de París-Bercy y que TyC Sports pondrá en el aire en directo a partir de las 17.
Narváez no expone su corona desde el 6 de marzo de 2004 cuando vapuleó en tres asaltos al frágil brasileño Reginaldo Carvalho Martins en el Luna Park, porque no lo conformaban las bolsas que le ofrecían. Y a punto estuvo de ser desconocido como campeón por semejante inactividad. Su manager, Osvaldo Rivero, debió sacar esta defensa de la galera ante el firme emplazamiento de la OMB, y negociarla en la reciente convención en Las Vegas con los hermanos franceses Louis y Michel Acaries, quienes acercaron el sorpresivo nombre de Inom para zafar del apuro. Si Rivero no hubiera anunciado allí mismo la concreción de la pelea, Narváez, por estas horas, ya no sería campeón del mundo.
En este tiempo, el chubutense perdió dinero y consideración internacional. Sólo hizo tres presentaciones: dos ante el brasileño Wellington Vicente y una ante el chaqueño Marcos Obregón. Todas las ganó por fuera de combate. Pero la abismal diferencia de recursos torna relativos esos resultados. De cualquier forma, lo más importante le sucedió debajo de los rings. Su técnico, Carlos Tello, se peleó con Rivero por desavenencias económicas, y la velocidad de las motos se convirtió en su nuevo motivo de entretenimiento. Precisamente, en un accidente de tránsito acontecido en Córdoba, donde vive y se entrena, Narváez sufrió la fractura de la muñeca izquierda que tanto lo ha hecho padecer y que le disminuye sus posibilidades para la defensa de hoy. “Físicamente estoy 10 puntos, pero mi mano izquierda está al 60 o 70 por ciento”, declaró antes de viajar a Francia.
Inom no parece un rival de cuidado. A los 32 años, ostenta un record de 13 peleas, todas ganadas, 5 antes del límite, ninguna de ellas ante rivales importantes, y este año ha realizado tres combates, con dos victorias por nocaut y una por puntos. Está décimo en el ranking mosca de la OMB y llegó a esta chance más por la astucia de los hermanos Acaries que por sus estrictos merecimientos deportivos. Si Narváez, invicto en 21 combates, con 19 victorias, 13 por la vía rápida, estuviera al ciento por ciento, su favoritismo sería excluyente.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.