libero

Lunes, 23 de abril de 2012

EL MADRID DE CRISTIANO RONALDO Y MOURINHO

Es el Real Portugal

Con la victoria sobre el Barcelona, el equipo liderado dentro y fuera de la cancha por los dos portugueses podría ser campeón de la Liga el próximo fin de semana, si se dan los resultados.

El clásico del Camp Nou invirtió los roles de un patrón que ya parecía establecido: después de casi dos años, José Mourinho y Cristiano Ronaldo lograron arrebatarles el pedestal del éxito a Josep Guardiola y a Lionel Messi. La victoria del Real Madrid sobre el Barcelona evidenció el convencimiento en una idea futbolística por parte del conjunto blanco y el desconcierto del conjunto azulgrana. Mientras tanto, el duelo de las estrellas se resolvió en idioma portugués: Cristiano definió el partido, expuso una celebración que será histórica para los aficionados del Real Madrid y opacó a un Messi desacostumbrado al ostracismo con la camiseta azulgrana.

Así, el Real Madrid se encamina hacia el título de la Liga española y sentó una base seria en su intento de destronar al mejor Barcelona de todos los tiempos. “Campeón a la vista”, tituló el diario deportivo Marca, mientras que para su competidor As, el Madrid “logró un triunfo que vale un título”, ya que los blancos están a siete puntos del Barça cuando faltan doce por jugar y podría incluso convertirse en campeón el próximo fin de semana si lograra ganarle al Sevilla y el Barcelona perdiera con el Rayo Vallecano.

“Ha sido una exhibición muy grande. Estamos muy contentos por haber ganado aquí y haber batido el record de goles, pero hay que estar tranquilos y pensar en lo que viene”, afirmó Cristiano.

Mourinho se consagró como el verdugo de Guardiola desde que el ex futbolista del Barcelona asumió como entrenador del equipo catalán. El conjunto de Pep ganó hasta el momento 13 de 16 títulos posibles y dos de esas tres frustraciones encontraron como responsable al portugués: la eliminación en semifinales de la Champions League 2010, en manos del Inter, y la derrota en la final de la Copa del Rey 2011, ante el Real Madrid.

El último golpe del entrenador luso al español significó virtualmente el fin de una racha de tres títulos consecutivos de Liga para los azulgranas. Mientras Mourinho terminó de convencer a sus futbolistas sobre su concepto futbolístico, Guardiola y los suyos se perdieron en las dudas por primera vez en cuatro años.

De hecho, las exclusiones de Gerard Piqué y Cesc Fábregas y los constantes cambios en el planteo defensivo revelaron un desconcierto hasta ahora inédito del técnico para afrontar un partido de tal magnitud.

Por su lado, Cristiano Ronaldo dio el salto que necesitaba para poder encaminarse con seriedad hacia el galardón del Balón de Oro. Después de tres años consecutivos de ver a Messi con la pelota dorada en el escenario, el delantero del Real Madrid logró imponerse en un duelo entre ambos y así dar un paso hacia adelante en su lucha por su segundo premio (ya lo ganó en 2008).

Cristiano reafirmó en el Camp Nou su condición de héroe en la segunda victoria del Real Madrid de Mourinho en once clásicos disputados contra el Barcelona de Guardiola. Además alcanzó un nuevo record goleador en una temporada de la Liga, con 42 tantos. Por el contrario, Messi pareció incómodo y apagado y dejó en evidencia las enormes dificultades goleadoras que atraviesa el Barcelona cuando él no anota.

Un partido, sólo un partido, sirvió para que Mourinho y Cristiano se mimaran una vez con ese éxito tan conocido por Guardiola y Messi. Esta semana, los partidos de vuelta de las semifinales de la Champions League (mañana, el Barcelona recibe al Chelsea tras haber caído 1-0 a la ida; el miércoles, el Real Madrid será local ante Bayern Munich habiendo perdido 2-1 en el primer partido) podrían cambiar las cosas.

Compartir: 

Twitter
 

Cristiano Ronaldo y Mourinho se dieron un gran gusto el sábado en el Camp Nou.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.