libero

Lunes, 29 de octubre de 2007

FUTBOL

Desde atrás corre mejor

 Por Juan José Panno

Hay dos lugares comunes que le caben a este Independiente. Uno es moderno y se ajusta mucho a la verdad: es un equipo de buen pie. El otro es bastante antiguo y conlleva un poco de prejuicio: es un plantel sin alma de campeón. La primera consideración se expone en la cancha: Montenegro como abanderado desfila delante de Fredes, Calello, Mareque y Rodrigo Díaz, exponiendo sus virtudes.

La segunda se puede ver en la irregularidad de la campaña. Ganó los cuatro primeros partidos y parecía que iba a consagrarse de punta a punta, pero se frenó bruscamente al caer con Boca, cayó contra Gimnasia, tropezó empatando en su cancha con San Martín de San Juan y luego de reponerse con tres victorias consecutivas que lo volvieron a colocar al tope de la tabla, se vino en picada y rescató apenas 3 puntos sobre los últimos 12.

Además de trabajar en la táctica y la sistematización de los movimientos, en los últimos tiempos Pedro Troglio hizo grandes esfuerzos para levantar el ánimo de sus dirigidos. El entrenador hace cálculos sobre los puntos que se necesitan para salir campeón; al revés del paso a paso de Merlo, habla de pelear por el título y se enoja con los que lo critican a él y a los jugadores. Para contestar a quienes le dicen que no puede salir campeón un equipo que sufrió cinco derrotas responde con las mismas armas: “Estamos a sólo dos puntos”, dice y se ampara en las 8 victorias conseguidas.

Tal vez lo que necesitaba este equipo era sacarse la presión de sostener la punta de la tabla para correr desde atrás. Ese el pensamiento de los hinchas más optimistas. Tomando distancias, lo que se advierte es que hasta aquí el equipo no encontró respuestas anímicas (partido contra San Lorenzo o contra Boca) cuando el fútbol que pretendía desplegar no era suficiente. Troglio se hace cargo, motiva todo el tiempo, pero no alcanzará si Montenegro no asume la responsabilidad mayor dentro de la cancha.

A los rojos les falta jugar con River, Estudiantes, Racing, Vélez y Arsenal, en ese orden. Si le ganan el próximo domingo a River se sacarán de encima a un rival directo y encontrarán un fundamental envión anímico que los anotará con serias posibilidades en el embalaje final. Si pierden, lo que será casi natural si se observa el campañón de River en el Monumental, seguirá con chances matemáticas pero con el ánimo por el subsuelo.

Independiente marcó en este torno 26 goles de los cuales 16, más de la mitad, son de Germán Denis. Un dato: él solo hizo más goles que Huracán (15), Central (15), San Martín de San Juan (13), Gimnasia (12), Newell’s (12), Arsenal (12) y Olimpo (10).

Si Denis sigue enchufado, si Montenegro responde a las expectativas que genera su talento, su polenta y su clase, si se corrigen los errores defensivos que supieron aprovechar varios rivales, las posibilidades de llegar hasta el final con seria pretensiones se incrementarán. El partido contra River va a ser clave.


Independiente 25 puntos

Los rivales

River (V)
Estudiantes (L)
Racing (V)
Vélez (L)
Arsenal (V)

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.