libero

Lunes, 15 de junio de 2009

OPINIóN

Juega, pero también lucha

 Por Daniel Guiñazú

Cuando el toque no puede hacer que la pelota corra sobre el verde césped, cuando con la calidad sola no basta, cuando el rival obliga a correr y a meter y no a jugar, es necesario poner otras cosas. Huracán las puso. Y eso es lo que realza su triunfo clásico ante San Lorenzo. El cuadro de Angel Cappa no jugó bien. O, al menos, no lo hizo con el vuelo que lo ha llevado a ser la gran sorpresa (a esta altura, la gran confirmación) del torneo Clausura. Tuvo que apretar los dientes y endurecer la pierna para alcanzar los tres puntos. Debió luchar más de la cuenta, pero sin renunciar a su estilo, hasta sacar el partido adelante como lo hace un equipo seguro de sí mismo, un equipo completo.

Además, el triunfo de Huracán desmiente uno de los tantos lugares comunes que recorren el fútbol argentino. Aquel que dice que los equipos que juegan, no luchan, son livianos. San Lorenzo quiso pechar el partido. Y Huracán le aceptó la propuesta. La presión pudo haber nublado a algunos a la hora de mover la pelota. De hecho, Bolatti, Pastore y Defederico, los tres vértices donde se apoya lo más destacado de Huracán, estuvieron lejos de dar la mejor versión de sí mismos. Pero a nadie le tembló el pulso al momento de la lucha. Ninguno se borró a la hora del roce y la aspereza (Araujo, Goltz y Eduardo Domínguez marcaron territorio a cada paso). Huracán demostró que tiene carácter. Y ésa (y la victoria, desde luego) fue la mejor noticia que Cappa recogió en el mediodía de la Bombonera.

Tuvo razón el técnico cuando dijo que estaba satisfecho por el triunfo pero no tanto por cómo había jugado su equipo, y que otra pudo haber sido la historia si su jugadores hubieran podido sumar cuatro pases seguidos. Cappa reaccionó cuando alguien le preguntó si a San Lorenzo le había ganado de cualquier manera. Porque sabe que su equipo puede jugar mucho mejor de lo que jugó ayer. Pero que el temperamento del Globo de Parque Patricios haya quedado a salvo de cualquier duda es un buen antecedente, ahora que se viene el remate del campeonato y depende nadie más que de sí mismo para dar su segunda vuelta olímpica del ciclo profesional. Arsenal y Vélez deben tomar nota. A Huracán habrá que ganarle jugando para que no salga campeón. Luchando será muy difícil que lo pasen por encima.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.