libero

Lunes, 16 de enero de 2012

AUTOMOVILISMO Y MOTORES

En el nombre del padre

El holandés Gerard De Rooy se quedó ayer con la victoria en la categoría camiones, su primera en el Dakar, justo un cuarto de siglo después de que su padre, Jan, ganara esta competencia cuando se corría entre París y la capital senegalesa. De Rooy, acompañado por su compatriota Darek Rodewald y el belga Tom Colsoul, llevaron a la victoria a Iveco, cortando la hegemonía que venían mostrando los Kamaz rusos, que debieron conformarse con la tercera ubicación a manos del kazajo Artur Ardavichus, que terminó a 1 hora y 47 minutos. Es que Iveco hizo el uno-dos con otro holandés, Hans Stacey. “Esto es fantástico, todavía no creo que lo haya logrado este año. Estoy emocionado, por eso no me quito las gafas, porque han pasado más de diez años que empecé esta aventura y llegó justo cuando se cumplen 25 años de que mi padre ganara el Dakar”, sostuvo De Rooy al llegar a la meta. La única tripulación argentina que largó el Dakar se dio el gusto de llegar, con Gerardo Del Zotto al volante y acompañado por Flavio Del Zotto y Andrés Memi, llevaron a su Mercedes-Benz al puesto 25 en la clasificación final.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.