libros

Domingo, 1 de octubre de 2006

TESTIMONIOS

Historias del tropisexo

En Jineteras, de Amir Valler (Planeta), se aborda la prostitución femenina en la isla con proyección latinoamericana. Un trabajo interesante y con un valioso caudal testimonial.

 Por Leonor Silvestri

El escritor y periodista Amir Valle es un caso tan atípico como su nueva producción, Jineteras, dado que escribe desde la isla un libro que, por lo menos en apariencia, podría entenderse contra Cuba. Sin embargo, y como para demostrar que la censura en Cuba no es lo que las revistas de peluquería afirman, Valle es colaborador de las más importantes revistas culturales de la isla, y se desempeña como profesor de Técnicas Narrativas en el Taller Nacional de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”, de La Habana, donde habita.

En este atrapante libro, el jineterismo es definido, desde el comienzo, como “prostitución llamada con otro nombre”. Para todos aquellos que creen o alguna vez creyeron que la revolución socialista cambiaría el mundo, escrutar un fenómeno tan complejo como éste en uno de los últimos bastiones del socialismo es una tarea ardua. No obstante, si un logro con mayúsculas tiene el libro es no tanto personalizar las culpas del jineterismo en la figura de Fidel Castro sino dar cuenta de que ésta es una situación mundial, en la cual la mujer latinoamericana es el primer eslabón de una cadena de víctimas y victimarios: una misma realidad que azota el mundo entero, y como tantos otros fenómenos de consumo ayudaría a su fin el hecho de que no haya más consumidores.

Esta crónica –desde una postura crítica e informada– intenta dar voz en los relatos no sólo de estas mujeres “sin rostro”, tal como las llama, y a muchas de las cuales dedica su libro, sino también de todas las personas relacionadas con este fenómeno (proxenetas, recepcionistas de hotel, regentas de prostíbulos, traficantes, taxistas, agentes turísticos), mediante la división por protagonistas, aunque más no sea a través de la suya propia y muchas veces parafraseando y tamizando por su propia reescritura. Asimismo, presenta un análisis histórico de las razones de la prostitución en Cuba desde los comienzos: tradición de prostitutas en esta isla, y de tratar a la mujer como mercancía en toda Latinoamérica a partir de la conquista, que no se puede resolver con ninguna revolución simplemente. “En Cuba, luego de varios siglos de discriminación de la mujer, la Revolución significó ciertas conquistas, aunque no todas las que se pensaron, pues resulta imposible eliminar por decreto lastras enraizadas en la mentalidad, idiosincrasia y comportamiento social de una nación”.

El libro no tiene una posición tomada ni se incorpora al debate en relación a la terminología que usa (“mujer en situación de prostitución” versus “trabajadora sexual”) enarbolada en nuestro país por organizaciones como Ammar, sino por el contrario, recrea los diferentes estereotipos dentro de este campo: desde el chulo bueno y querido, la prostituta cachonda que gusta de su trabajo, la que se enamora, la modelito explotada, la obligada por su entorno.... De todos modos, y a pesar de los clisés y las citas del Evangelio que iluminan ciertas secciones del libro y revelan el costado más moralizador de la labor del cronista, Jineteras logra dar cuenta de la ubicuidad y heterogeneidad del fenómeno y de las opiniones incluso entre las protagonistas, así como también de las escalofriantes redes mundiales en las que, a voluntad o no, están implicadas. Cuba, de acuerdo con el libro, produce trabajadoras sexuales de gran calidad cotizadas en todo el mundo principalmente por el turismo. El asunto de esta crónica es tratar de entender qué piensa cada mujer que forma parte de esta actividad, y cómo el fenómeno está avalado socialmente a través de los mitos de éxito y progreso capitalista que lo circundan para “redimir” y otorgar “una segunda oportunidad” a estas mujeres Jineteras narra historias de terror que exceden los límites geográficos y de acción de Cuba y donde todo varón parece, de un modo u otro, avalar el uso de alguna mujer como objeto de intercambio o artículo suntuario.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared