libros

Domingo, 4 de marzo de 2007

LO SAGRADO

Creer o reventar

Un libro breve y conciso que ayuda a clarificar la comprensión de lo sagrado.

 Por Jorge Pinedo

Lo sagrado
Jean-Jaques Wunenburger
Biblos
147 páginas

Cuando falla la ciencia (dura, blanda, positiva, exacta o aplicada) triunfa la magia. La creencia se instala en el lugar dejado vacante por la prueba de realidad y todo aquello que no encaja en tal construcción va a parar al arcón de lo prohibido. O al de lo sagrado, que no es lo mismo pero es igual. Impregnado por las dotes históricas de su mayor exponente –la religiosidad–, lo sagrado emerge al modo de una función, presentificada en el seno de una experiencia y “estructurada por el símbolo, el mito y el rito que está siempre a cargo de una institución social, al punto de invadir poco a poco todas las formas de una cultura, asegurando una suerte de regulación simbólica de las conductas sociales, participando en la ubicación de una especialización y de una estratificación”. Aproximación que evita el ceñirse al etnocentrismo occidental, la que Jean-Jaques Wunenburger desarrolla en Lo sagrado revisita buena parte de los recorridos más rigurosos con que se ha abarcado la temática, contrastándolos con las producciones materiales e intelectuales de distintas épocas y geografías. Cumple la función de esos libros que operan a la manera de plataforma de lanzamiento, como el de La formación del espíritu científico de Gastón Bachelard para la epistemología o El pensamiento salvaje de Claude Lévi-Strauss para los estudios sobre la diversidad: sugieren de qué se trata y hacia dónde ir.

Sintético por la misma propuesta académica del proyecto (el autor es decano de la Facultad de Filosofía de Lyon), Lo sagrado simplifica sin forzar y por lo tanto acariciando cada tanto el ríspido borde del reduccionismo, mas sin precipitarse; en todo caso, sólo el iniciado se percatará de la paradoja que por ráfagas el saber concentrado hace sonar a lo lejos con sones voluptuosos. Detalle que en absoluto le resta peso específico al conjunto pues se sostiene en una bipartición (las prácticas y las teorías) cuidadosa de deslizarse en experiencias y subjetividades capaces de “ser asimiladas a lo sagrado bajo el riesgo de ceder a una fenomenología vulgar”. Lugar donde se preserva tanto del fundamentalismo como del sálvese-quien-pueda individualista a lo Castaneda o a lo Osho.

Instancia social, compartida, que abarca a casi el conjunto de las formaciones culturales, lo sagrado compromete asimismo las esferas más singulares, íntimas y privadas. Con la institución como aglutinador regulador de las percepciones, lo sagrado emerge al modo de “la expresión de una espera, de un sueño o de una proyección”, distinguiéndolo de los personajes del culto: chamanes, profetas, mesías, santos, sacerdotes.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.