m2

Sábado, 6 de noviembre de 2004

El diseño toma el Palais de Glace

Dos exposiciones –Cienporcientodiseño y el Salón del Diseño– se dan cita en noviembre. Productos de vanguardia, workshops y visitas internacionales que afirman el actual protagonismo del diseño.

 Por Luján Cambariere


En noviembre, los caminos del diseño convergen en el Palais de Glace. Dos muestras consolidadas del calendario local ocupan el mismo espacio con un intervalo de un día. Algo también anecdótico es que, en un sector con supremacía masculina, dos mujeres sean las que estén a la batuta de estas dos importantes muestras. Así, desde el jueves hasta este martes, la arquitecta Mónica Cohen aterriza con la cuarta edición de Cienporcientodiseño. Y del 11 al 18 de noviembre, Norma Cirigliano lo hace con la séptima edición del Salón del Diseño. Dos buenas oportunidades para ver por dónde pasa la vanguardia.

Cien por ciento Cohen
Mucha agua ya corrió en el río de esta muestra, que este año cumple cuatro años de vida. A las primeras ediciones en el Centro Cultural Borges y la tercera, el año pasado, en la Rural, se suman las participaciones extranjeras –ICFF de Nueva York y Milano Design Week– que sin duda le dieron una carácter más internacional al evento. Meta que la arquitecta Mónica Cohen, su mentora, buscó desde el comienzo. “Me fascina haber podido lograr esta conexión internacional. Poder colarnos de a poco en el calendario mundial, ya que nuevamente nos visitan importantes referentes extranjeros. Esto nos ayuda a seguir fortaleciendo un vínculo, un puente, que nos permite ofrecer nuestros diseños al mundo”, resume Cohen.
Así, una vez más, la premisa de la convocatoria es mostrar las últimas tendencias en mobiliario, iluminación y objetos. Meta a la que adhieren algunas etiquetas que la acompañan desde el inicio (Walmer presenta las banquetas de bar Doimo; Perfectos Dragones, la lámpara Genera en aluminio y diferentes plásticos, y varios nuevos accesorios; Arquimadera muestra asientos de tubos de acero cromado y polipropileno cargado de fibra de vidrio o estampado; el Estudio Cabeza, el banco Topográfico premoldeado de hormigón coloreado con ferrite negro, con respaldo y patas desmontables; Griscan, el colgante Delos en cristal soplado encamisado; Net, tacos de álamo macizo al natural; Miki Friedenbach, dos nuevos productos de su línea Prontowash para lavar autos; Santorini, una muestra retrospectiva de las tres ediciones de su premio nacional de sillas y sillones; y Contenido Neto presenta la cartera de la línea Transforma, un silloncito y un cepillo, entre otros.
Además, este año se suman A3 Diseño con las lámparas de pie y de colgar Blanquita en cerámica esmaltada; Tónico Objetos con los relojes de pared de Ricardo Blanco fabricados en PVC espumado troquelado y piezas en resina; la arquitecta Liz Santarelli con sus originales mesas Agua en lapacho macizo con poliuretano color natural de la madera; Unoencien con la biblioteca Nómade construida con placas de MDF enchapadas en incienso; Brion Arte Industrial con su simpático sillón Placentero; Hábitos+Hábitat con la mesa de apoyo Trunca con estructura en hierro cromada o aluminio anodizado; Lavacatada de Adrián Cohan con el organizador de discos compactos Nubes para colgar en la pared; y Alejandro Sarmiento con otra versión de su silla Ruberta Iron en caucho reciclado de cámaras de motos y acero.Esta vez, la exposición contará con importantes muestras internacionales como Design Matters de Israel, con curaduría de Sahar Batsry y Maya, Flo/Bent/Glue de Estados Unidos, y The Temple del diseñador Hill Jephson Robb, de Escocia. Y dos brasileñas: una es Plasticidades, donde –con curaduría de Andréa Magalhaes y el patrocinio de la revista Escala y Altherswanke– como su nombre lo indica reina el plástico en distintas versiones en piezas de reconocidos diseñadores como el vaso Bola de los Hermanos Campana. La otra es Brasil Faz Design, con curaduría de Marilí Brandao, que ostenta el ventilador de techo Spirit de aspas aerodinámicas de policarbonato inyectado de Guto Indio Da Costa y la mesa Leve moldeada en una única pieza de acrílico da varios colores de Flavia Pagotti Silva. Por último, desde el viernes se viene desarrollando el workshop “Glocalización - Nueva forma o concepto de sentarse”, con el objetivo de dar con un proyecto que refleje una identidad argentina. El mismo cuenta con la participación del arquitecto Rubén Mochi, Cristina Morozzi (periodista de la revista Interni y crítica de diseño) y el diseñador Massimo Morozzi (art-director de Edra) como jurado y promotores. El prototipo que haya cumplido con la meta del mismo será presentado en un evento internacional durante el 2005.

Salón pionero
“El Palais de Glace de Buenos Aires albergará lo mejor de la creatividad mercosureña y recibirá visitas de todo el mundo invitadas especialmente. Será un intercambio de culturas y diversidades hermanadas por el deseo de una vida mejor y con mejores canales de comunicación, desafíos que se plantea el diseño contemporáneo en nuestra región”, promete Cirigliano, quien desde 1998, cuando la realidad del país ciertamente era otra, viene insistiendo en la necesidad de este tipo de encuentros.
“El salón nace de la necesidad de reaccionar en forma urgente ante una inminente fatalidad que acecha a la identidad nacional, a las fuentes de trabajo, a la propia estima de los individuos y por ende a la sociedad”, decía justamente desde el prólogo de su primera muestra. “El diseño representa la oportunidad ilimitada que otorga el talento, un bien que no es escaso en la Argentina. Así lo han entendido aquellos países que no se conforman con entregar en bruto sus materias primas, antes bien propician el valor agregado”, decía en el de 1999. “Ahora, que hablar de Diseño ya es fashion –anunciaba en el 2002–, nuestra labor consiste en destacar aquellas obras pensadas en serio, aunque parezcan divertidas; pensadas con realismo, aunque tengan vuelo. De autores que miran al futuro porque alguien tiene que hacerlo”, señalaba.
Así, sus muestras pretenden dejar abierto un foro para pensar un nuevo modo de vivir en progreso con “lo posible”. Esa, según ella, es su utopía que intenta abonar mediante seminarios, workshops y un concurso de diseño al que acceden jóvenes talentos de todo el país e invitados del Mercosur. La Cancillería argentina promociona el evento, procurando turistas y compradores extranjeros, y el concurso cuyo tema de esta edición es “Vivir mejor” entregará una beca de la Domus Academy de Milán y una pasantía en un estudio de Barcelona.
“El espíritu que anima al Salón, que desde sus inicios incentivó el diseño local cuando a pocos les interesaba lo que se hacía en la Argentina, creo que es lo que lo distingue”, suma Guillermina Rosenkrantz de Allá-Ité, un emprendimiento de artesanos que realizan muebles ecológicos en madera y cuero crudo trenzado con técnicas ancestrales del Litoral y diseño moderno que participarán del mismo. “Hay en él una profundización en el diseño argentino que trasciende e incluye todo lo que tiene que ver con un mejoramiento de la calidad de vida. Diseño para este salón tiene que ver con una propuesta ética que encuentra apoyatura en una estética. Y ahí me siento muy identificada. Mis diseños son pensados desde lo sustentable,desde tener conciencia de que los recursos del planeta son agotables (y por eso la madera ecológica), desde pensar que las técnicas ancestrales no son descartables y sustituibles en su valor antropológico, como puntos conceptuales de base, por lo que quiero estar presente”, señala.


Cienporcientodiseño: hasta el 9 de noviembre de 12 a 21 en Posadas 1725. Entradas: general $ 8, jubilados y estudiantes $ 4 y arquitectos $ 6. www.cienporciento.net
Salón del Diseño: del 11 al 18 de noviembre de 14 a 22 en Posadas 1725. Entrada libre y gratuita. www.salondeldiseno.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.